Publicado: 15.11.2015 11:15 |Actualizado: 15.11.2015 19:35

Otros dos españoles, entre los muertos de los atentados de París

Al fallecimiento confirmado el sábado del madrileño Juan Alberto González Garrido, de 29 años, se suman los de otros dos, identificados como Jorge Alonso de Celada y Alberto Pardo Touceda. También murió una mujer con doble nacionalidad mexicana y española.

Publicidad
Media: 3.50
Votos: 4
Comentarios:

ACTUALIZACIÓN: Tanto Jorge Alonso de Celada como Alberto Pardo Touceda han dado señales de vida. El Gobierno los había dado por muertos por error a instancias de las autoridades francesas. 

Texto de la noticia
MADRID.- Dos españoles, identificados como Jorge Alonso de Celada y Alberto Pardo Touceda, están entre las víctimas mortales de los atentados del viernes en París, por lo que el total de españoles fallecidos asciende a tres, según han confirmado fuentes diplomáticas.

El Gobierno estaba realizando las comprobaciones pertinentes, en contacto con las autoridades francesas, para confirmar el número de españoles afectados en los ataques, que han dejado al menos 129 muertos y más de 300 heridos.



Este sábado, el Ejecutivo confirmó este sábado la muerte de Juan Alberto González Garrido, madrileño de 29 años, que estaba en la discoteca Bataclan, uno de los lugares atacados por los terroristas. Además la Secretaria de Relaciones Exteriores de México informó de la muerte de una mujer con doble nacionalidad mexicana y española identificada como Michelli Gil Jaimez, natural de Veracruz.

González Garrido residía en la capital francesa y se encontraba junto a su mujer cuando los terroristas irrumpieron en la discoteca parisina. La esposa pudo escapar ilesa del atentado.

Pardo Touceda, nacido en 1982, también se encontraba en Bataclan. En cuanto a Alonso de Celada, nacido en 1956, fue alcanzado por los terroristas en uno de los tiroteos que se produjeron en restaurantes próximos a la Plaza de la República. Las fuentes diplomáticas consultadas han señalado que el Consulado español en París está en contacto permanente con las familias de los afectados para ofrecerles asistencia.