Publicado: 21.05.2012 13:16 |Actualizado: 21.05.2012 13:16

Uno de cada tres hogares no puede asumir gastos imprevistos

Un 35,9% de las familias no puede afrontar gastos imprevistos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Los gastos imprevistos son la pesadilla de uno de cada tres hogares españoles. Casi el 36% de las familias reconoce que no tiene margen para pagar facturas con las que no contaba. Esta cifra supone un incremento de ocho puntos porcentuales respecto a 2010, según la encuesta de Condiciones de Vida que hizo pública ayer el Instituto Nacional de Estadística (INE).

En casa de los Cadena-Romero, los gastos imprevistos pueden arruinar su economía. La carne, de hecho, ya se ha convertido en un producto de lujo. La crisis ha puesto a dieta a esta familia ecuatoriana con cuatro hijos, cuyo menú ahora está compuesto únicamente de verdura y pasta. “Cáritas nos da muchos paquetes de pasta, por eso siempre comemos lo mismo. Pasta para comer y pasta para cenar”, explica Carlos Cadena, de 40 años, quien ha visto hundirse los cuatro negocios que durante los últimos años le permitieron mantener a sus hijos. Ahora, esta familia, que sobrevive en el barrio de La Elipa de Madrid, se mantiene en pie gracias a las ayudas de familiares y organizaciones sociales. Sus únicos ingresos son los 426 euros de la Renta Básica Ciudadana y los 300 euros que Carmen Romero, la madre, gana cada mes limpiando algunas casas. Para colmo, el próximo viernes serán desahuciados de su casa por no pagar la hipoteca.

La dieta de la familia Cadena está compuesta sólo de verdura y pasta Carlos y Carmen forman parte del 21,8% de ciudadanos que vive por debajo del umbral de la pobreza, según el INE, lo que supone un avance de un punto porcentual frente a 2009. Según señala el informe, vivir por debajo del umbral de la pobreza significa recibir menos del 60% de la media de los ingresos por persona del conjunto de la población. Esto significa que uno de cada cinco españoles vive con menos de 11.300 euros al año, en el caso de un hogar de dos adultos. El umbral para parejas con un hijo menor de 14 años es de 13.560, y alcanza los 15.820 euros anuales para parejas con dos hijos menores de 14 años.

El factor principal que explica el incremento de familias que sufren dificultades económicas es la caída de los ingresos anuales por hogar, que se han reducido un 4,4% con respecto a 2009 hasta llegar a los 24.890 euros (9.371 por persona).

Hace seis años, la familia Cadena-Romero superaba con creces este umbral. Carlos llegó a gestionar cuatro restaurantes y los bancos hasta le mandaban cartas felicitándole el cumpleaños. “Eran tiempos buenos, las cosas me iban bien; incluso amplié la hipoteca de mi casa y me hice un seguro de vida”, recuerda. En 2009 todo se fue al traste. Tuvo que cerrar los restaurantes y el banco no le permitió pagar las cuotas atrasadas de la hipoteca con el dinero del seguro. “Se acabaron los viajes y los caprichos”, lamenta Carlos. Y lo peor no es eso. “Todavía no he podido comprarle los libros de texto a mi hija Carla, que tiene 16 años; incluso eso se ha convertido en un artículo de lujo”, concluye.

El 40% no puede salir de vacaciones al menos una semana al año Por edades, la mayor tasa de riesgo de pobreza corresponde, según la encuesta, a los menores de 16 años (29,5%), seguidos de los adultos de entre 16 y 64 años. Por primera vez desde 2004, el riesgo de exclusión social disminuye entre las personas mayores de 65 años.

Las comunidades autónomas en las que el número de hogares que vive bajo el umbral de la pobreza es más alto son Extremadura, con un 38,2%, y Canarias (31,1%). En el otro extremo de la clasificación están Navarra (7,3%), País Vasco (11,6%) y Asturias (12,3%).

La crisis golpea a multitud de hogares españoles y muchos de ellos se han visto obligados a recurrir a varias entidades sociales para obtener productos de primera necesidad. De hecho, el Banco de Alimentos explica que en el último año las asociaciones que les demandan comida han aumentado un 45%. El Banco de Alimentos de Madrid, por ejemplo, tiene una lista de espera de 15 organizaciones. “Nos vemos obligados a rechazar muchas solicitudes porque no hay alimentos para todos”, lamenta Agustín Alberti, portavoz de la organización.

Un dato positivo de la encuesta del INE es que hay menos hogares españoles que el año pasado a los que les cuesta llegar a fin de mes. Uno de cada cuatro familias (26,1%) manifiesta lograrlo con dificultades, mientras que uno de cada diez (9,7%) reconoce que sufre muchas dificultades para ello. En 2010, prácticamente uno de cada tres (30,6%) afirmaba que no podía llegar a fin de mes.

Uno de cada cinco españoles vive con menos de 11.300 euros al año Además, el 38,8% de los hogares no se puede permitir ir de vacaciones al menos una semana al año, una cifra similar a la registrada en 2010 y 2009, aunque un 5,3% superior a la del año 2008. Las vacaciones fueron, precisamente, el primer gasto del que prescindieron Carlos y Carmen. La familia incluso solía viajar una vez al año a Ecuador. “Tenemos allí a nuestro hijo mayor, pero desde la crisis, no hemos podido ir a verle”, cuenta Carlos.

El INE también señala que este año se ha reducido en 1,6 puntos, hasta el 6,1%, el número de hogares que tiene retrasos en los pagos relacionados con la vivienda.

La familia de Carlos y Carmen también forma parte de este grupo. El próximo miércoles serán desahuciados por no pagar la hipoteca. Aun así, ninguno de los dos se permite el lujo de desanimarse. “Como dijo Sófocles, no hay mal que dure cien años ni cuerpo que lo resista”, concluyen.