Público
Público

Tres muertos y al menos 25 heridos en los incendios de Girona

Felip Puig ha reconocido que el fuego, que ya ha quemado 13.000 hectáreas, "desborda las capacidades de reacción" de los Bomberos de la Generalitat. Como hipótesis del origen tanto del fuego iniciado en La Jonquera como e

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Tres personas fallecieron ayer, domingo, por la tarde en la comarca del Alt Empordà (Girona) como consecuencia del incendio que está arrasando la zona desde el mediodía del domingo (puedes ver aquí una fotogalería). El conseller de Interior de la Generalitat de Catalunya, Felip Puig, informó que varias personas que circulaban por la carretera N-260 salieron de sus coches al verse rodeadas por el fuego e intentaron huir por un acantilado; en algunos casos incluso se lanzaron al mar. Este fue el caso, al parecer, de dos personas que murieron tras precipitarse al agua: un hombre de 60 años y su hija, de 15, que perecieron ahogados.

Otro ciudadano, de edad avanzada, también murió en Llers como consecuencia de un ataque al corazón, sufrido por efecto del incendio, mientras que una cuarta persona, de nacionalidad francesa, se encuentra hospitalizada en estado grave con quemaduras en el 80% de su cuerpo. Aunque la cifra de afectados varía constantemente, se han contabilizado, al menos, 25 heridos como consecuencia de las llamas.

Puig reconoció que el fuego superó 'toda capacidad de reacción' de los bomberos

'Es el incendio más fuerte de los últimos años', confirmó Puig, quien pronosticó una noche 'complicada' por un incendio que ha superado 'toda capacidad de reacción' de los bomberos. Efectivamente: ha sido una noche de angustia en la provincia de Girona. No obstante, el incendio de Portbou, que se declaró poco después de las 19:00 horas del domingo, está ya bajo control.

No es el caso del incendio del Alt Empordà, en La Jonquera. Así lo confirmó el president de la Generalitat, Artur Mas, quien se desplazó hasta la localidad gerundense de Figueres -donde se encuentra el centro de mando de los trabajos de extinción- para recibir información de primera mano. Mas dijo que a lo largo de este lunes se esperaba controlar el incendio. 

Como hipótesis del origen tanto del fuego iniciado en La Jonquera como el de Portbou, el presidente apuntó a la acción 'absolutamente imprudente' de conductores que han lanzado colillas por la ventana de sus vehículos, ya que en ambos incendios las llamas surgieron a pie de carretera. 'Todo apunta a que ha habido imprudencias manifiestas', denunció Mas

Los vecinos de toda la comarca del Alt Empordà han permanecido toda la noche confinados en sus viviendas, aunque desde las 07:00 horas se ha retirado la medida para los que residen en la parte este de la AP-7, la que limita con el mar. El fuego continúa activo y las dotaciones terrestres concentran sus esfuerzos en el flanco derecho, ya que las previsiones meteorológicas apuntan a que mañana se producirá un cambio del viento, que giraría hacia el oeste, con lo que se podría ampliar el perímetro afectado en esta dirección. 

Pese a la dificultad de la situación, las conexiones con Francia por tren y carretera afectadas se han restablecido tanto en la principal vía de circulación rodada, la autopista AP-7, en sentido norte, como en la línea de tren convencional, han informado los Bomberos de la Generalitat. Los Bomberos trabajan en el flanco derecho del fuego y, desde las 05.00, los mandos de la operación han confirmado que el tren entre la localidad fronteriza de Portbou y Barcelona reúne las condiciones de seguridad para el tránsito convencional, aunque el de alta velocidad (AVE) entre Figueres y el territorio francés se mantiene sin actividad.

Todos los medios aéreos disponibles están en la zona del incendio para incorporarse a las tareas de extinción en cuanto resulte posible. Las carreteras que permanecen cerradas al tráfico son la N-II entre los kilómetros 736 y 779 en el término municipal de la Jonquera, la Gi-500 entre el 0 y el 3, la Gi-501 entre el 0 y el 7 a su paso por Agullana, la Gi-504 en la misma zona y la Gi-610 en la localidad de Vilajuïga.

Los Mossos trabajan actualmente en el incendio con más de un centenar de patrullas, mientras que las Agrupaciones de Defensa Forestal destinan 87 voluntarios con vehículos y tractores, a los que se suman efectivos del Sistema de Emergencias Médicas y de la Unidad Militar de Emergencias, así como bomberos procedentes de Francia. Los agricultores de la zona afectada y alrededores han acudido a la llamada de las autoridades para labrar campos que ejerzan de cortafuegos

Aun así, el fuerte viento de tramontana, que sopla en la zona a más de 90 kilómetros por hora y que ha llevado a quemar -en poco más de ocho horas- cerca de 13.000 hectáreas, dsificulta las labores de extinción, ya que ha provocado que se den unas condiciones adversas para la actuación de los medios aéreos.

Protección Civil ha declarado la alerta máxima en la zona de La Jonquera

Por ello, los bomberos todavía se afanan en apagar el incendio de La Jonquera (Girona) que se declaró poco antes de las 13:00 horas. La ferocidad de las llamas obligó a confinar en sus casas a los vecinos de esta localidad y de ocho municipios cercanos, tal y como recomendó la Dirección General de Protección Civil de la Generalitat, que ha elevado el Plan Especial de Emergencias por Incendios Forestales de Cataluña (INFOCAT) a su punto máximo, en Fase de Emergencia 2.

El fuego empezó en una área de vegetación cercana al punto kilométrico 779,5 de la N-II, a 500 metros de la frontera con Francia, desde donde es visible una alta y densa columna de humo que cubre la comarca del Gironès. 

Público ha podido constatar la virulencia y la enorme velocidad con que se extendieron las llamas, ayudadas por el fuerte viento. Los Mossos d'Esquadra han tenido que cortar la circulación de vehículos en la N-II y la AP-7, desde la frontera francesa hasta el núcleo urbano de La Jonquera, un tramo de unos seis kilómetros.

La voracidad de las llamas alcanzó el parque nacional de La Albera

Los agentes han desalojado a los trabajadores de una empresa que se encuentra en el punto kilométrico 6,5 de la autopista AP-7. También en algunas masías, los habitantes han tenido que ser desalojados por los helicópteros de los bomberos. Fueron trasladados al pabellón polideportivo de La Jonquera, que hacia las 17:00 horas ya albergaba a medio centenar de personas. Mientras, los bosques de alcornoques y encinas continuaban ardiendo de forma espectacular. Las llamas alcanzaron el parque nacional de La Albera. 

La intensa humareda que proviene del incendio ha afectado al túnel del AVE que atraviesa la frontera con Francia, lo que ha obligado a cortar la circulación de trenes de alta velocidad (AVE) entre Figueres (Girona) y Perpiñán (Francia) por falta de visibilidad. La autopista AP7, la carretera Nacional II y otras vías de acceso a pequeñas localidades, como las Gi-500 y Gi-610, han quedado totalmente cortadas al tráfico.

Además, el incendio ha dejado sin suministro eléctrico a 4.200 abonados, la mayoría en la localidad de La Jonquera, según ha informado a Efe un portavoz de Fecsa-Endesa, que ha aclarado que se han visto obligados a desconectar un generador por motivos de seguridad. No obstante, la empresa está trabajando para restablecer el suministro cuanto antes, informa Efe.

Unas ochenta dotaciones terrestres del Cuerpo de Bomberos de la Generalitat continúan en la zona para intentar sofocar el incendio, que continúa activo en buena parte de la provincia de Girona debido a los impedimentos ocasionados por la intensidad del viento.

La Unidad Militar de Emergencias (UME)  ha enviado 150 efectivos y diverso material móvil para colaborar en la extinción del incendio. Allí llegarán esta noche y serán reforzados mañana con un grupo similar, según fuentes de este cuerpo castrense.

Asimismo, en las tareas de extinción han trabajado también efectivos franceses, que han intervenido en las inmediaciones de la localidad de Cantallops.