Público
Público

Uno de cada tres votantes del PP aún cree que ETA está detrás de los atentados del 11-M

Los simpatizantes del partido de Rajoy son más críticos con el juez Gómez Bermúdez, según el Publiscopio.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

De la misma forma que un porcentaje de ciudadanos de Estados Unidos cree que Elvis vive, otro que Walt Disney está congelado y volverá a estar entre nosotros y otro más que la muerte de Kennedy fue una conspiración mundial, uno de cada tres votantes del PP sigue viendo aún a ETA tras la masacre del 11-11.

Según el resultado del Publiscopio un 34% de los votantes del PP sigue creyendo en la implicación de ETA, frente al 35% que la rechaza y el 31% que dice que no sabe.

Está previsto que el tribunal condene mañana a elevadas penas a la mayoría de los procesados por el atentado del 11 de marzo de 2007, porque ninguno de ellos ha sido puesto en libertad, pero a un 15% de españoles no hay quien le quite de la cabeza que fue ETA.

Lo que Gobierno del PP mantuvo entre el 11 y el 14 de marzo

Han transcurrido tres años y medio de legislatura, una comisión parlamentaria de investigación y un juicio sin precedentes en el mundo y un porcentaje significativo de españoles sigue pensando lo que Gobierno del PP mantuvo entre el 11 y el 14 de marzo. Mariano Rajoy sostuvo el día 13 que tenía la 'certeza' de que había sido ETA, fue castigado en las urnas y luego gran parte de su estrategia estuvo basado en mantener esa teoría en el Parlamento y en la calle.

Por eso, aunque en el juicio no se ha conocido ni un solo indicio que vincule a ETA con la masacre y, previsiblemente, la sentencia tampoco lo contemplará, persiste esa idea en muchos ciudadanos. Diga lo que diga la sentencia.

Según la encuesta elaborada para Público, también tiene reflejo en la opinión de los ciudadanos el periódico que hayan leído en estos años. Así, sólo el 12% de los lectores de El País mantiene que ETA estuvo implicada, mientras que ese portentaje llega al 30% en el caso de los lectores de El Mundo.

Esta polarización se observa también en la respuesta a la pregunta sobre la valoración del juez Gómez Bermúdez, presidente del Tribunal. La puntuación media entre los ciudadanos es de 6,4, mientras que la nota baja a 5,4 para los votantes del PP y sube a 7,1 para los del PSOE. Sólo un 5% de los votantes socialistas suspende al magistrado, mientras que un 27% de los del PP rechaza la labor del juez.