Público
Público

El Tribunal de Cuentas eleva a 81 millones el desfalco de Gil en Marbella

Condena, entre otros, a los hijos de Jesús Gil al pago de esa cantidad más más lo intereses devengados

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El Tribunal de Cuentas ha elevado a 81 millones de euros el dinero desaparecido de las arcas del Ayuntamiento de Marbella durante la gestión del Grupo Independiente Liberal (GIL), liderado por el empresario Jesús Gil, ya fallecido, y su sucesor Julián Muñoz, actualmente en prisión. En una sentencia a la que ha tenido acceso Efe, el tribunal aumenta la cantidad defraudada desde los 66,5 millones de euros estimados en un primer pronunciamiento de agosto de 2012, a los 81,1 millones, al considerar no prescritos otros 15,7 millones desaparecidos del consistorio marbellí, a los que descuenta algo más de un millón de euros ya reintegrados.

La sentencia condena a los hijos de Gil al pago de esos 81 millones de euros más lo intereses devengados, hasta la completa ejecución de la sentencia.

Ya el pasado mes de abril, el Tribunal de Cuentas dictó el embargo preventivo de 118 bienes de los herederos del empresario por un valor superior a los 106 millones de euros, a fin de restituir parte del patrimonio municipal. Entre los bienes embargados figuran viviendas, locales comerciales, fincas, un atraque y garajes en Madrid, Toledo y Marbella, pertenecientes a las sociedades Club Financiero Inmobiliario SA, Mirango, Vegangeles, Promotor Alcazaba y Promotor Alhambra.

Por su parte, el tribunal condena en esta sentencia al exalcalde Julián Muñoz al pago de una multa de más de 15 millones y a Rafael Gónzalez, concejal de Hacienda, al abono de 58,3 millones de euros. Dolores Zurdo, que también ocupó la concejalía de Hacienda en 1993 y 1994 y que fue absuelta en primera instancia, ha sido condenada ahora al pago de una multa de 12,4 millones de euros. Pedro Román, que fue teniente de alcalde en el consistorio, deberá abonar 56,5 millones de euros más intereses.

Ya en enero, el Ayuntamiento de Marbella anunció que había ejecutado el embargo preventivo de un avión, un helicóptero y 41 fincas y participaciones en una sociedad mercantil de Román, por un valor de 108,3 millones de euros.