Publicado: 11.08.2015 11:30 |Actualizado: 11.08.2015 11:34

El Tribunal Supremo autoriza a ser Policía Nacional a un hombre que confunde el verde con el gris

El aspirante a policía fue suspendido por "entender que estaba incurso en una causa de exclusión del Cuerpo". El alto tribunal obliga a incorporar al hombre como alumno en formación y, además, a indemnizarle por daños y perjuicios.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:
Patrulla de Policía Nacional.- EFE

Patrulla de Policía Nacional.- EFE

MADRID.- El Tribunal Supremo obliga al Ministerio del Interior a validar la oposición al Cuerpo Nacional de Policía de un hombre con una leve dicromatopsia que no le permite distinguir algunas tonalidades del verde, que puede ver como gris azulado, según una sentencia a la que ha tenido acceso Europa Press.

El alto tribunal, que obliga a incorporar a esta persona como alumno al curso de formación preceptivo para ser policía, además de indemnizarle por daños y perjuicios, señala que se han vulnerado sus derechos porque no se justificó la relevancia que su defecto visual podría tener en la prestación del servicio.



La sentencia de la Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Supremo, de la que ha sido ponente el magistrado José Díaz Delgado, relata como el aspirante a policía fue suspendido por entender que estaba incurso en una causa de exclusión del Cuerpo, ya que padece una dicromatopsia que le dificulta la percepción de las frecuencias del deután (verde) en grado leve.

Pese a los recursos presentados por el reclamante, el Tribunal Superior de Justicia de Murcia acogió en febrero de 2014 la tesis de la Dirección General de la Policía y de la Guardia Civil al tener en cuenta los informes periciales que señalaban que el defecto provoca que alguna tonalidad del verde este hombre los vea como gris azulado. Apuntó el perito que podía realizar trabajos administrativos, "más sin profundizar".

El Supremo recuerda que ya se ha pronunciado en casos de dicromatopsia leve sobre la necesidad de que "se motive no sólo la existencia de la enfermedad sino que se justifique la relevancia que ello pueda tener en la prestación del servicio", lo que no ocurrió en este caso.

Por ello, declara contraria a la Ley la resolución dictada por el Ministerio del Interior y declara el derecho de este hombre a, una vez superada la fase de oposición, a ser nombrado policía-alumno y a que se reconozca el derecho a la indemnización de daños y perjuicios "así como el derecho a las retribuciones dejadas de percibir desde que debió incorporarse al curso de formación y demás que procedan".