Público
Público

El tripartito se une por una financiación de tipo foral

CiU rechaza la propuesta porque no respeta la bilateralidad y es ambigua

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El tripartito catalán acordó ayer una posición unitaria y de despliegue estricto del Estatut ante la eventual negociación de la financiación autonómica, que el Gobierno que salga de las urnas el 9-M debería tener a punto en agosto. La entente llegó en forma de enmienda a un texto de CiU y explicita la voluntad de PSC, Esquerra e ICV-EUiA, las fuerzas de gobierno en Catalunya, por avanzar hacia un modelo similar al foral (el concierto) del que gozan Euskadi y Navarra.

Después de una negociación entre Francesc Homs y el republicano Sergi de los Ríos CiU era proclive a decir no a la propuesta del tripartito. Esta, a diferencia del texto de CiU, incluye una petición de publicar las balanzas fiscales pero no está tan comprometida con los elementos de bilateralidad Estado-Generalitat y es, según los nacionalistas, 'ambigua'.

Debate viciado por el 9-M

Ante un debate viciado por el 9-M, los nacionalistas esperan que Esquerra lleve aún más allá al PSC y a Montilla, empresa difícil porque los socialistas creen que ya han elevado el listón mucho ante un PSOE poco dado a concesiones.

Los republicanos se conformaban con lo pactado porque, aseguraban, si no se concreta más es debido a las 'limitaciones' de un Estatuto para el que ellos pidieron el voto en contra. Joan Ridao, de ERC, se felicitó en el pleno ante Montilla de haber 'tirado de la manga' a los que eran 'soberanistas light' de CiU y a los antes 'sucursalistas' del PSC a pedir, como 'siempre' han hecho ellos, las balanzas fiscales y un sistema tendente al foral.

Montilla, en su cara a cara con Ridao, se limitó a leer la enmienda pactada, que citando el Estatut y la Constitución pide dejar atrás un sistema que no respeta la igualdad entre autonomías y un compromiso 'para equiparar los resultados del sistema que tenga Catalunya al de concierto' reduciendo así el déficit fiscal.

El tripartito lo fía todo a la negociación de la LOFCA (la ley que regula la financiación autonómica) en primavera pero CiU quiere que esta deje fuera a Catalunya y que su financiación se pacte en la comisión bilateral Estado-Generalitat, cosa que nunca han aceptado los gobiernos de Madrid.

Si a la inmersión en catalán

En el mismo clima de campaña se debatió y rechazó por amplia mayoría una propuesta del PP para derogar el sistema escolar de inmersión lingüística en catalán. El tripartito y CiU defendieron el método, glosaron sus éxitos y criticaron el 'electoralismo grosero' del PP que quiere 'glorificar el castellano presentándolo como una lengua minorizada'.