Público
Público

Tripartito y CiU fracasan en su respuesta al TC

Mas no lo puso fácil. Mantuvo la estratagema de no mojarse y dejar que el Tripartito fuera víctima de su disparidad de objetivos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La cumbre de líderes de las fuerzas pro Estatut que, convocada por el president José Montilla, se reunió ayer acabó sin acuerdo y dejando los deberes pendientes del pleno extraordinario de hoy que ha convocado el Parlament para debatir y consensuar la respuesta.

Con la petición de contundencia del 10-J zumbando en los oídos, Montilla se sentó con Artur Mas (CiU), Miquel Iceta (PSC), Joan Puigcercós (ERC) y Joan Herrera (ICV-EUiA). Y de una sala con cuatro políticos que en breve se verán las caras en las urnas, no salió ningún acuerdo.

Mas no lo puso fácil. Mantuvo la estratagema de no mojarse y dejar que el Tripartito fuera víctima de su disparidad de objetivos. ERC quiere dar por muerta la vía autonomista y el PSC no asume, esta vez, comprometer en Catalunya nada que no asuma el PSOE.

Mas reclamó que fuera primero el Tripartito el que pactara y que después él estamparía su firma. Por eso se levantó el primero de la reunión. Pero al Tripartito le bastó con unos minutos más para constatar que no era capaz de pactar nada más allá de denunciar el 'tacticismo' convergente. El Govern esperaba que CiU fuera la 'rótula' entre PSC y ERC, que encarnan las dos posturas más antagónicas.

Si Tripartito y CiU quieren llevar su unidad a Madrid, deberán cerrar un acuerdo hoy antes de las 14.00 horas, cuando acaba el plazo para entregar mociones del debate del estado de la nación.