Público
Público

El TS avala echar a una embarazada tras el periodo de prueba

La mujer aseguraba que el despido se produjo cuando informó de su embarazo, pero la empresa sostuvo que en ningún momento lo supo  

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El Tribunal Supremo (TS) ha avalado el despido de una mujer embarazada tras el periodo de prueba establecido en su contrato, al considerar que no ha podido probarse que fuera una decisión discriminatoria por parte de la empresa, que alegó desconocer que la empleada esperara un hijo. Así lo ha acordado la Sala de lo Social del Alto Tribunal en una sentencia en la que seis magistrados han emitido un voto discrepante, al entender que la empresa debió justificar el despido y acreditar que su decisión 'no tiene relación alguna con el embarazo'.

En su recurso, la mujer, Nuria S. O., aseguraba que el despido se produjo cuando informó de su embarazo, pero la empresa, Cobra Instalaciones y Servicios, sostuvo que en ningún momento lo supo y que en esas fechas, el 4 de agosto de 2009, también le comunicó la extinción del contrato a otro compañero que tampoco superó el periodo de dos meses de prueba.

Al desestimar el recurso, el Supremo argumenta que aunque la empresa hubiera conocido el embarazo, el hecho de que en la misma fecha se extinguiera uncontrato idéntico a un trabajador varón ofrece dudas acerca de que el despido de la mujer fuera discriminatorio.

Este es el mismo razonamiento esgrimido en la sentencia recurrida, dictada en junio de 2010 por el Tribunal Superior de Justicia de Madrid y que a su vez confirmó la dictada en diciembre de 2009 por un Juzgado de lo Social.

Según esas sentencias, 'la extinción del contrato en periodo de prueba de la trabajadora embarazada solo será nulo cuando resulte discriminatorio' y añade que aunque 'se aceptara que la empresa conocía el embarazo, los indicios de lesión quedarían destruidos por el hecho de que en la misma fecha se extinguió otro contrato de trabajo de otro trabajador varón'.

Sin embargo, los magistrados que votaron en contra de la sentencia afirman que aunque la empresa no supiera que la mujer estaba embarazada, es 'dato suficiente para configurar unanulidad objetiva de la decisión empresarial'.