Público
Público

El TS avala juzgar a Garzón por investigar el franquismo

La Sala de lo Penal considera que el criterio de Varela "no es ilógico ni arbitrario"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Baltasar Garzón no ha conseguido que la Sala de lo Penal del Tribunal Supremo (TS) le libre de sentarse en el banquillo de los acusados por investigar los crímenes del franquismo. Los cinco magistrados de la sala han avalado la decisión del juez Luciano Varela, instructor del caso, de abrir juicio oral contra el anterior titular del Juzgado de Ins-trucción número 5 de la Audiencia Nacional por un supuesto delito de prevaricación al iniciar esas investigaciones a sabiendas de que no era competente para realizarlas.

La sala desestima de esta forma el recurso de apelación interpuesto por la defensa de Garzón contra el auto dictado por Varela el pasado mes de abril, que acabó por provocar la suspensión del magistrado y su salida de la Audiencia Nacional un mes más tarde. Por unanimidad, los cinco magistrados consideran que la providencia que daba pie a sentar a Garzón en el banquillo 'se acomoda a la ley', ya que 'el criterio del instructor no es ilógico ni arbitrario'.

El juez se sentará en el banquillo de los acusados antes de que acabe el año

En su escrito de apelación, la defensa de Garzón emplazaba al Supremo a incorporar en la causa abierta contra el juez el testimonio de los tres magistrados de la Audiencia Nacional que se opusieron a declararlo incompetente por investigar los crímenes cometidos durante la Guerra Civil y el franquismo.

En su voto particular, los jueces José Ricardo de Prada, Clara Bayarri y Ramón Sáez argumentaron que la causa que inició Garzón, y de la que se inhibió el 18 de noviembre de 2009, abordaba 'los hechos con relevancia penal más graves que se han presentado ante la jurisdicción española' por 'su intensidad y su extensión'. Pero en su auto, el Supremo considera que esos votos particulares 'no pueden ofrecer otra cosa que lo expuesto en el voto emitido'.

El alto tribunal no tendrá en cuenta la opinión de juristas internacionales

También había pedido la defensa del magistrado que el alto tribunal tuviera en cuenta los testimonios de varios juristas internacionales que defendieron la iniciativa de Garzón de esclarecer lo ocurrido durante la dictadura. Sin embargo, el TS considera que esas diligencias solicitadas por los abogados del juez en forma de testimonios 'o bien no son tales por tener por objeto la expresión de personales opiniones valorativas sobre intenciones, o se trata de pericias jurídicas improcedentes ante un tribunal'.

En este sentido, la Sala de lo Penal del Tribunal Supremo no aprecia en el auto de Varela 'ni infracción legal por vulneración de preceptos, ni arbitrariedad en su aplicación, ni irracionalidad en sus razonamientos'.

La decisión del Supremo es firme, por lo que a Garzón no le quedan más recursos posibles. En consecuencia, el magistrado deberá sentarse en el banquillo de los acusados en el juicio que, según informa Ep, se celebrará contra él antes de que acabe el año.

La causa se abrió a raíz de una querella presentada el pasado año por el sindicato Manos Limpias contra la investigación iniciada por Garzón para esclarecer los cientos de miles de desapariciones y asesinatos del periodo comprendido entre el inicio de la Guerra Civil y el final del franquismo. Posteriormente se añadieron a la causa la asociación ultraderechista Libertad e Identidad y el partido Falange Española de las JONS. Finalmente, Varela expulsó del proceso a esta formación por las irregularidades de su escrito de acusación.

A raíz de la apertura del juicio oral contra el juez, el Consejo General del Poder Judicial decidió el pasado 14 de mayo suspender a Garzón de forma cautelar forzando su salida de la Audiencia Nacional. Desde entonces, el magistrado ocupa un puesto de consultor externo de la fiscalía en la Corte Penal Internacional, en la localidad holandesa de La Haya.