Público
Público

El TS cambia el tribunal que juzgará a Garzón

La Sala del 61 aparta del juicio del franquismo a los magistrados recusados

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Los cinco magistrados de la Sala de lo Penal del Tribunal Supremo (TS) recusados por el juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón no podrán juzgarle por haber abierto la primera causa penal por los crímenes del franquismo. La Sala del 61 acordó ayer apartarles del juicio contra el magistrado, al entender que, aunque no han preconstituido un criterio, sí han resuelto reiterados recursos durante la instrucción de la causa, siempre corroborando la opinión del instructor, Luciano Varela.

Durante la reunión ordinaria de la Sala Especial, 13 de sus miembros decidieron que, ante la situación a la que 'la aplicación del sistema legal' vigente había conducido a sus compañeros, lo más conveniente es que quedaran apartados del juicio oral en el que se determinará si Garzón prevaricó o no, cuando se declaró competente para investigar los crímenes del franquismo. Así, entienden, queda conjurada cualquier sospecha sobre la parcialidad del tribunal.

Sólo dos de los magistrados de la Sala del 61 rechazaron la recusación. Fueron el magistrado Mariano de Oro-Pulido y el presidente de la Sala de lo Militar, Ángel Calderón, que había sido designado ponente del incidente de recusación planteado. Como la propuesta de Calderón fue rechazada, cedió la ponencia al presidente de la Sala de lo Social, Gonzalo Moliner, quien redactará el auto correspondiente en los próximos días. La resolución irá acompañada por el voto particular anunciado por Calderón.

El presidente de la Sala Segunda, Juan Saavedra, que forma parte de la Sala del 61, se ausentó cuando sus compañeros trataban la recusación, al ser uno de los magistrados cuestionados.

Los otros jueces recusados son Adolfo Prego, Francisco Monterde, Juan Ramón Berdugo y Joaquín Giménez. Sólo este último decidió abstenerse cuando Garzón planteó el incidente, al entender que se habían contaminado al resolver los sucesivos recursos con los que el juez de la Audiencia Nacional intentó defenderse durante la instrucción de Luciano Varela.

Muchos de esos recursos solicitaban el sobreseimiento y archivo de las actuaciones y contaron con el apoyo de la Fiscalía, que también hizo suyo uno de los dos motivos planteados por Garzón para impugnar a cinco de los siete jueces designados para juzgarle.

Es precisamente el motivo que ha admitido la Sala Especial, que ha tenido en cuenta la sentencia del Tribunal Europeo de Estrasburgo que condenó a España porque el exjuez Javier Gómez de Liaño fue juzgado por la misma Sala que resolvió los recursos que había ido planteando durante la instrucción.

Los magistrados recusados serán sustituidos según el turno establecido para ello por el Tribunal Supremo. Los que sí estarán en la sala juzgadora serán Andrés Martínez Arrieta y Miguel Colmenero, cuya imparcialidad no fue cuestionada.