Público
Público

El TSJC paraliza su ultimátum sobre la inmersión en catalán

La medida contribuye a rebajar la tensión política de las dos últimas semanas

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El Tribunal Superior de Justícia de Catalunya (TSJC) sorprendió ayer nuevamente al suspender el plazo de dos meses impuesto a la Generalitat para aplicar la sentencia del Tribunal Supremo (TS) sobre la equiparación del castellano como lengua vehicular de la enseñanza obligatoria, conforme a la doctrina del fallo del Tribunal Constitucional sobre el Estatut. El tribunal ha actuado de oficio hasta resolver el recurso presentado por el propio Gobierno catalán.

La inesperada providencia del TSJC, que puede ser recurrida por las dos familias que denunciaron ante la Justicia el modelo de inmersión lingüística, ha abierto una válvula de descompresión en el enrarecido clima político creado por el ultimátum del Alto Tribunal. El auto del TSJC fue aprobado el 28 de julio, pero no trascendió hasta el 2 de septiembre, en plena tormenta política por la reforma constitucional y a pocos días de la Diada. La tensión en defensa del modelo de inmersión lingüística, en vísperas del inicio del nuevo curso escolar, polarizó la fiesta nacional de Catalunya y derivó en una fuerte demostración de movilización unitaria de las fuerzas políticas y sociales en torno a la lengua, que fue exhibida con visible contundencia por el Gobierno de CiU y el propio Artur Mas.

El TSJC aplaza la ejecución del auto a la resolución del recurso del Govern

La Conselleria d'Ensenyament eludió hacer cualquier declaración oficial. Sin embargo, fuentes de la Generalitat acogieron con satisfacción y extrema cautela el nuevo pronunciamiento del TSJC. 'Es un hecho positivo que genera un cierto optimismo, ya que como mínimo pone de manifiesto que se están estudiando el recurso', afirmó oficiosamente a Público un portavoz, quien insistió en la necesidad de guardar la 'máxima prudencia'. El propio TSJC precisó ayer en un comunicado que la suspensión del plazo no debe interpretarse en ningún caso 'como un indicio de la futura resolución al recurso presentado por la Generalitat'.

Prudencia y alivio en la Generalitat ante la decisión del Alto Tribunal

En su recurso ante el propio TSJC, presentado el pasado día 7, la Generalitat alega que su protocolo de actuación para garantizar el conocimiento de ambas lenguas oficiales en la escuela ejecuta 'debidamente' la sentencia del Supremo y la doctrina del propio Tribunal Constitucional (TC). Frente al criterio de que la sentencia del Supremo afecta al conjunto del modelo de inmersión lingüística, la Generalitat insiste en que el fallo atañe exclusivamente al caso de las familias recurrentes, a las que asegura haber ofrecido la opción de atención lingüística personalizada prevista por la ley.

La Generalitat también alega que, para garantizar el pleno dominio de las dos lenguas oficiales catalán y castellana en la enseñanza obligatoria, es necesario mantener actualmente un trato diferenciado del catalán como lengua vehicular, dado el 'déficit de conocimiento y utilización cotidiana de la lengua catalana' entre los alumnos.

La tregua propiciada de facto por el TSJC abre un paréntesis provisional sobre el debate político y social en torno al modelo de inmersión lingüística. El propio presidente del Alto Tribunal, Miguel Ángel Gimeno, se implicó en él al interpretar el alcance del auto y ceñir su incidencia al caso de las familias recurrentes. El propio tribunal 'reinterpretó' posteriormente a su presidente y aseguró que era extensible al modelo de inmersión en su conjunto. Gimeno no dudó en participar en una entrevista televisada junto a laconsellera d'Ensenyament, Irene Rigau, en la que alabó el modelo de inmersión. El presidente del Supremo, Carlos Dívar, recordó ayer precisamente que los tribunales de Justicia deben evitar convertirse en 'protagonistas de conflicto alguno'.

En este contexto, el pasado sábado trascendió la existencia de otra sentencia del propio TSJC, esta vez favorable a dicho modelo y fechada diez días antesdel auto conminatorio contra la Generalitat. El pasado martes, el propio portavoz del Govern, afirmó que, en contra de lo que se daba por supuesto, el recurso del PP contra la Ley de Educación de Catalunya (LEC) excluye los artículos relativos a lainmersión.