Público
Público

El TSXG retira al general golpista Millán Astray el título de hijo predilecto de A Coruña

La sentencia avala la decisión tomada por el gobierno bipartito del PSdeG y BNG. La Comisión por la Recuperación de la Memoria Histórica valora la aplicación retroactiva de la ley, ya que la distinción se le co

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Casi seis lustros después de la muerte de Franco, la ciudad de A Coruña seguía teniendo un hijo predilecto de nombre José Millán Astray. Hasta ahora, cuando el Tribunal Superior de Xustiza de Galicia (TSXG) ha retirado definitivamente el título honorífico al vástago de la urbe gallega y padre del '¡Viva la muerte!'.

La decisión fue tomada en su día por el gobierno bipartito progresista del PSdeG y el BNG, pero un recurso interpuesto por su hija, Peregrina Millán-Astray, la frenó.

Luego, llegó la reclamación de la Comisión por la Recuperación de la Memoria Histórica (CRMH) de A Coruña contra la sentencia de un juzgado coruñés que obligaba al Ayuntamiento a restituirle la distinción al fundador de La Legión. Y, en un fallo emitido el pasado cinco de diciembre, el alto tribunal ha dejado finalmente sin efecto la citada revocación al avalar la medida tomada por la corporación municipal.

Antes, en mayo de 2012, el TSXG ya había dictado el destierro de la estatua del general golpista de una plaza homónima, respaldando la aplicación de la Ley de Memoria Histórica por parte del Concello de A Coruña al desestimar el recurso de una asociación de veteranos que reclamaba el regreso de la figura de Millán-Astray al emplazamiento original. Hoy, yace olvidada en un almacén municipal.

'El fallo, más allá de enmendar una vergüenza, tiene varias consecuencias', explica Rubén Alfonso Lobato, secretario de la CRMH local. 'Por una parte, su familia defendía que fue nombrado hijo predilecto por haber fundado La Legión en 1922, antes del franquismo, aunque después fuese un criminal y un asesino. Valoramos, pues, la jurisprudencia que ha sentado el TSXG sobre la aplicación retroactiva de la Ley de Memoria Histórica. Por otra, asistimos a la victoria de la inteligencia sobre la muerte'.

La sentencia también defiende la retirada de la estatua de la plaza que llevaba su nombre, pues entiende que el fin de ambas no sólo era 'el homenaje a La Legión sino también la glosa de la figura del Sr. Millán Astray y sus actuaciones durante los años de la Guerra Civil'. Asimismo, entiende que los ciudadanos tienen derecho a que los símbolos públicos 'sean ocasión de encuentro y no de enfrentamiento, ofensa y agravio', por lo que considera que la decisión del Ayuntamiento 'atiende al espíritu y la finalidad' de la Ley de Memoria Histórica.

La última palabra del TSXG llega después de que el alto tribunal también dejase sin calle ni honores al jefe de Falange en A Coruña, Juan Canalejo, quien prestó su nombre al principal hospital de la ciudad durante décadas. Sin embargo, Lobato cree que sigue siendo 'la capital de la simbología franquista en Galicia', pues 'desgraciadamente' aún quedan calles bautizadas con los nombres del General Sanjurjo, el General Mola o la División Azul.

'Deseo ver la cara de Carlos Negreira, el alcalde del PP, quien dijo que Millán Astray era un coruñés de pro...  A ver cómo le explica a la ciudadanía el significado de esas palabras, cuando incluso hay votantes de su partido que son descendientes de represaliados por el franquismo', añade el secretario de la CRMH, quien recuerda cómo cayó en saco roto el intento del gobierno progresista anterior de eliminar la simbología franquista de las calles coruñesas. 'Está claro que, ahora, Negreira no tiene como prioridad cumplir la ley', zanja Lobato, quien no acierta a imaginarse, por 'incomprensible', que en Alemania hubiese una plaza de Adolf Hitler o en Italia, una calle de Benito Mussolini.