Público
Público

Tura se autoproclama como freno a las tesis ultraliberales

Hereu abre las primarias socialistas en Barcelona con un llamamiento a recuperar la ilusión

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Jordi Hereu y Montserrat Tura se lanzaron ayer de lleno al debate interno del PSC para la nominación del futuro candidato a la alcaldía de Barcelona, en una pugna sin precedentes para intentar salvar el gran bastión socialista de Catalunya y uno de los más emblemáticos del poder municipal de la izquierda en España. Las urnas esperan el día 19.

'Las tesis ultraliberales que se llaman CiU y PP no se harán con el control de Barcelona', afirmó ayer Montserrat Tura, que pugna con Hereu por hacerse con el voto socialista y frenar a CiU en las elecciones municipales. Desde que, a finales del pasado julio, el propio barómetro municipal sacudió al PSC con la previsión de una inapelable derrota de Hereu frente al veterano Xavier Trias (CiU), el partido de los socialistas catalanes vive en un estado de agitación e incredulidad que la debacle de las autonómicas ha convertido en una carrera agónica para intentar dar la vuelta a los pronósticos y remontar la situación.

Jordi Hereu aspira a la reelección como candidato más capacitado para liderar el relanzamiento de Barcelona tras la crisis. 'Aquí uno viene a darlo todo. Barcelona es el origen y destino de mi ilusión', dijo el alcalde ante los doscientos afiliados reunidos ayer en la agrupación del distrito de San Martí, exhibiendo una vez más su conocimiento e identificación con la ciudad como su mejor activo político. Hereu no dudó en atacar a Converència i Unió, con una crítica abierta a los recortes presupuestarios y fue beligerante con la postura tibia del conseller de Ocupació, Francesc Xavier Mena, respecto al cierre de la planta de Yamaha. Más duro fue aún con el titular de Salut, Boi Ruiz: 'Es un agente comercial de las mutuas privadas y esto no es presentable', afirmó el alcalde con énfasis.

Tura exhibió su tono político. 'Sé que arriesgo, pero yo entré en el PSC para cambiar el mundo'. Su proclama ante el centenar y medio de afiliados reunidos ayer en la céntrica agrupación de l'Eixample, traduce el carisma de la ex consellera d'Interior de Pasqual Maragall. Según el entorno de la candidatura de la antigua consellera estrella de Pasqual Maragall esta parte con posibilidades reales de situarse en un virtual empate con Xavier Trias (CiU), que insiste en señalar la división del PSC.

El primer test de la movilización de la militancia se produjo anoche. Ambos candidatos abrieron formalmente el diálogo con las bases del partido en sendos encuentros con los militantes y simpatizantes de los dos distritos con mayor implantación del PSC en el denso territorio urbano de Barcelona. Hereu se estrenó no por casualidad en los locales del partido en el distrito de Sant Martí, donde intenta ganarse el apoyo de la mayoría de los casi dos mil afiliados censados en este sector urbano, convertido en la última década en un auténtico centro de empresas tecnológicas y vitrina de la exuberancia arquitectónica de la Barcelona posolímpica. El alcalde exhibe el espectacular desarrollo del futurista Distrito 22@, concebido sin embargo en la etapa del alcalde Joan Clos, como uno de los mejores exponentes de su gestión.