Público
Público

'Txelis' y Pikabea intentaron sin éxito sumar a otros presos a sus críticas

Los dos históricos presos etarras retrasaron el momento de hacer pública una carta con críticas al fin de la tregua para conseguir más firmas

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Fueron dos, pero intentaron que fueran más. José Luis Álvarez Santacristina, Txelis, y Kepa Pikabea, los dos históricos presos etarras que enviaron en noviembre una carta a los otros reclusos de la banda con críticas a la lucha armada y al fin de la tregua, retrasaron el momento de hacer pública la misiva en un intento por conseguir más firmas que sumar a las suyas, según aseguraron a Público fuentes de su entorno.

Sin embargo, finalmente ambos se quedaron sólos a pesar de que, siempre según estas fuentes, otros reclusos de ETA les habían hecho llegar el mensaje de que ellos también iban a firmar el documento. “El miedo es libre y, al final, ha pesado más el temor a lo que les pudiera pasar a familiares y a amigos que las ganas de exteriorizar el descontento. Ellos no creían que se iban a quedar tan sólos”, reconocen.

En este sentido, fuentes políticas vascas aseguran que desde que la organización terrorista rompió su tregua, ésta ha utilizado a las organizaciones de apoyo a los familiares de presos, precisamente, para evitar que estas disensiones salieran a la luz.

“Pesimismo” etarra

También desde el Ministerio del Interior se habían detectado dichas presiones. Un reciente informe policial, elaborado precisamente tras conocerse el desmarque de Txelis y Pikabea, apuntaba que “el estado moral del colectivo de presos de ETA pasa por una de las fases de más decaimiento y pesimismo de su historia”, pese a lo cual creía difícil que éste se tradujese en deserciones.

El análisis policial aseguraba también que tras la tregua, la banda ya había aplacado, al menos, otros dos intentos de rebelión. De hecho, el comunicado hecho público hace una semana en Gara, en el que la banda intentaba disfrazar como una expulsión la salida voluntaria de los dos históricos, fue interpretado por los expertos antiterroristas en este sentido.

Mientras tanto, el desmarque de Txelis y Pikabea –descrito desde su entorno como “una proceso de muy larga duración” que aún no ha terminado– dará en los próximos meses nuevos pasos en la sombra. Como adelantó ayer este diario, en breve pedirán acogerse a las medidas de reinserción que les permita acogerse a beneficios penitenciarios, como permisos.