Público
Público

La UE no tiene dinero para financiar las becas Erasmus

La inminente suspensión de pagos del presupuesto comunitario perjudicaría especialmente a países como España, el mayor emisor y receptor de estudiantes

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La Unión Europea está a punto de quedarse sin fondos para financiar las becas Erasmus de intercambio de estudiantes universitarios y otros muchos programas de ayudas comunitarias debido a los recortes al presupuesto de 2012 impuestos por los Estados miembros y la Eurocámara. 'Erasmus es uno de los programas que se queda corto de dinero. Hay muchos otros', ha dicho el portavoz de Presupuestos de la Comisión, Patrizio Fiorilli. La mayor parte de las ayudas a los estudiantes para el periodo entre enero y septiembre ya se han pagado, pero para lo que queda del año sólo se ha cubierto el 70%.

El Ejecutivo comunitario asegura que la falta de fondos 'no es una sorpresa' y que cuando se aprobó el presupuesto comunitario para 2012 ya avisó a las capitales de que 'no habría bastante dinero'. Los recortes en las ayudas de la UE, ha avisado el portavoz, 'agravan los problemas de liquidez de varios Estados que ya tienen grandes problemas', ya que impiden que Bruselas les reembolse los pagos ya realizados. No obstante, la Comisión no ha querido confirmar las cifras adelantadas por el eurodiputado conservador francés Alain Lamassoure, que considera que España podría perder hasta 900 millones de euros este año, Grecia 600 millones y Reino Unido, uno de los países abanderados de los recortes, 200 millones.

Para evitar llegar a una situación de 'suspensión de pagos', el Ejecutivo comunitario presentará el próximo 23 de octubre un presupuesto rectificativo 'sustancial'. Bruselas pide a las capitales que lo aprueben y que cumplan así su compromiso de invertir en crecimiento. Entretanto, la Comisión ya ha tenido que hacer una transferencia de fondos por valor de 420 millones de euros entre partidas para atender los pagos más urgentes.

Las asociaciones de estudiantes han denunciado que el programa Erasmus vaya a desaparecer 'prácticamente' y recordaron que Estado, regiones, ayuntamientos, cajas y otros organismos ya han reducido su aportación. Por ello, el presidente de CANAE, Álvaro Ferrer, ha señalado que, sin aportación europea, esta 'experiencia de formación', que también sirve para 'construir Europa', va a quedar para 'quien pueda pagar'.

Por su parte, el presidente de FAEST, Fidel González, ha afirmado que 'lo grande' del programas Erasmus era que, con independencia de sus recursos, todos los estudiantes podían estudiar fuera, algo 'imposible' en otras circunstancias. 'Igualaba a los estudiantes en el sentido de poder tener la experiencia personal, profesional y académica de poder ir a un año en el extranjero', ha añadido.

Finalmente, la secretaria general de CREUP, Cristina Pastor, también ha destacado que uno de los 'pilares' del Espacio Europeo de Educación Superior era 'fomentar la movilidad para enriquecer la formación del estudiante en lenguas extranjeras de manera efectiva' y que, al recortarse las ayudas, los estudiantes 'difícilmente' van a poder beneficiarse de las ventajas de este espacio.

España fue el país en el curso 2010-2011 que más estudiantes universitarios envió al extranjero con una beca Erasmus (36.183) y también el que más recibió (37.432), según los últimos datos de la Comisión Europea. Del total de eramus españoles, 31.427 se fueron a estudiar y 4.757 a realizar prácticas en alguna empresa en otros países.

Con 36.183 becados, España repitió por segundo año consecutivo en el primer puesto como máximo exportador, por delante de Francia (31.747) y Alemania (30.274). Además, fue en ese curso el sexto país que más creció (un 16%), a pesar de que las cuantías de las becas fueron las más bajas comparado con el resto de países, que de media alcanzaron los 250 euros. Por áreas de conocimiento, los alumnos de las ramas de Ciencias Sociales, Empresariales y Derecho fueron los que más se acogieron a este tipo de becas.