Público
Público

La UE visitará la frontera con Gibraltar el 25 de septiembre para inspeccionar los controles españoles

La misión de la Comisión Europea pretende dar respuesta a la denuncia británica. El caso de los bloques de hormigón se tratará "en paralelo"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Una misión de inspectores de la Comisión Europea visitará la frontera entre España y Gibraltar el 25 de septiembre para analizar la situación de los controles fronterizos, así como la libre circulación de personas y mercancías, según comunicó la portavoz comunitaria Pia Ahrenkilde.

La portavoz explicó que el presidente de la Comisión, José Manuel Durao Barroso, mantuvo hoy una conversación con el jefe del Gobierno español, Mariano Rajoy, en la que se acordó la fecha de la visita.

Asimismo, se decidió que las quejas presentadas por España sobre el lanzamiento de 70 bloques de hormigón y la arena destinada a las obras del proyecto urbanístico Eastside que está llevando a cabo Gibraltar serán tratadas 'en paralelo con el rigor necesario, por parte de la Comisión Europea'. España pidió a la Comisión que verifique si los bloques vulneran la legislación medioambiental de la Unión Europea.

El objetivo de los expertos será aclarar si los controles que se realizan en la frontera son proporcionados, tal como establece la normativa europea. Además, la portavoz precisó que se investigarán 'los eventuales casos de fraude y contrabando' en la frontera.

El lanzamiento de bloques de hormigón se analizará 'en paralelo'

La visita pretende ayudar a resolver la crisis creada este verano, cuando Gibraltar lanzó los bloques de hormigón a aguas del Estrecho con la intención de hacer un arrecife artificial. Posteriormente, Londres acudió a la CE para denunciar los controles de acceso aplicados por España en la verja que separa su territorio del Peñón, que han provocado largas colas de vehículos.

El Gobierno británico cree que los controles tienen un significado político, mientras que España rechaza esa visión y los considera proporcionados y legítimos, dado que Gibraltar no pertenece al Espacio Schengen, que permite la libre circulación de personas en una veintena de países europeos.