Público
Público

UGT cifra en 36.000 los puestos de profesor que se pueden perder por el ajuste

Las 3.100 oposiciones convocadas apenas cubrirán las 13.600 jubilaciones

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El ajuste en la contratación de empleo público previsto para el curso que viene amenaza con llevarse por delate a 36.000 profesores en la escuela pública. Según datos de un estudio de la Federación de Enseñanza de UGT, en todas las comunidades autónomas se han jubilado 13.590 docentes entre Primaria y Secundaria en 2011. Para suplir esas vacantes, apenas se han planificado 3.095 oposiciones para nuevos funcionarios en cuatro comunidades. Tampoco se cubrirán los retiros con interinos porque las comunidades prevén suplir con el aumento del horario lectivo 22.942 empleos.

'Hacer más con menos' es la pública estrategia adelantada por el ministro de Educación, José Ignacio Wert. Lejos de jugar el papel de anteriores ministros, suplicando para que los recortes presupuestarios no afecten a la escuela pública, Wert ha presionado al máximo a las consejerías para que reduzcan su gasto en personal. El Gobierno recomendó a los consejeros, en la última conferencia sectorial de Educación, que no convocaran oposiciones en 2012.

'Los recortes tienen un impacto alarmante en el empleo', dice UGT

Cuatro comunidades se declararon insumisas a Wert, aunque realmente sólo han sido dos las que han convocado oposiciones significativas: Andalucía y Euskadi. La Junta ofertará 2.389 plazas de funcionarios docentes en Secundaria para afrontar 2.175 jubilaciones entre Primaria y Secundaria. El Ejecutivo de Patxi López, por su parte, ofertará 531 para renovar a 400 jubilados. Madrid presentará 150 plazas pese a que se han retirado 1.340 docentes y Cantabria 25 para 238 vacantes.

'Estamos muy preocupados con el recorte de algunos programas de refuerzo en educación infantil de 0 a 3 años o de nuevas tecnologías. Los recortes que están desarrollando las comunidades están teniendo una afección alarmante en el empleo público', advierte el secretario general de la Federación de Enseñanza de UGT, Carlos López. En su opinión, el aumento de dos horas en el horario lectivo de los profesores de Secundaria 'supone que, en cada instituto, se eliminen dos o tres puestos de media'.

El aumento de jornada de los funcionarios acabará con 22.942 puestos

El aumento del horario lectivo en dos horas semanales en Secundaria conlleva una reducción drástica en la contratación de profesorado interino de la escuela pública. Es la experiencia vivida el presente curso en Madrid, cuando el paso de 18 a 20 horas de los profesores de Secundaria supuso el despido de cerca de 3.000 profesores asignados a un centro en 2010. 'En un momento en el que el alumnado crece, se reducen profesores. Es decir, trabajar más cobrando menos', resume el portavoz de función pública de la Federación de Enseñanza de CCOO, Luis Castillejo.

El deterioro del mercado laboral docente es tal que las reivindicaciones del sector previas al estallido de la crisis, son quimeras. 'El máximo de personal interino recomendado por la OCDE era de un 8% del total de la plantilla. La LOE dice que hay que reducir el horario lectivo de los profesores mayores de 50 años', recuerda Castillejo. El consejero de Canarias, José Miguel Pérez, obligado a no convocar oposiciones en 2012 para cumplir con el compromiso de ajuste, señaló el pasado 13 de febrero que su comunidad se ve obligada a aumentar la tasa de temporalidad de los profesores canarios, que supera el 15%.

Pese al límite de contratación máximo en 2012 del 10% de las jubilaciones de profesores, la Junta de Andalucía se acogerá a los compromisos del Estatuto Básico de la Función Pública que permite consolidar empleo de interinos. Este hecho ha llevado a Educación a instar al Ministerio de Hacienda para que revise la convocatoria de oposiciones andaluzas. En las comunidades de mucha población como Andalucía, Catalunya, Madrid o País Valencià, el ajuste obliga a enviar al paro a miles de aspirantes a profesor.

La Generalitat de Catalunya aprobó la pasada semana una ley de presupuestos que no prevé la convocatoria de cerca de 2.000 plazas que habían sido acordadas con los sindicatos. En 2011, se jubilaron cerca de 2.000 profesores catalanes. En el País Valencià, donde tampoco habrá oposiciones, se jubilaron 1.400.