Público
Público

UGT denuncia a Figar y Aguirre por un supuesto delito de prevaricación

El sindicato acusa a la Consejería de Educación de vulnerar la legislación de contrataciones de profesores de inglés, empleando a nativos que no han opositado y dejando fuera a personal interino

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La federación de Educación de UGT Madrid (FETE-UGT) ha presentado en los juzgados de Plaza de Castilla una denuncia contra la titular del ramo en la Comunidad, Lucía Figar, y su departamento, y contra la expresidenta Esperanza Aguirre por un supuesto delito de prevaricación. El sindicato considera que la contratación de profesores nativos de inglés en colegios públicos de la Comunidad se está llevando a cabo 'fuera del marco de la legislación vigente'.

Según UGT, la Consejería de Educación 'no ha convocado plazas vacantes' para cubrirlas mediante 'el proceso selectivo correspondiente', es decir, 'a través de profesores interinos habilitados  para puestos de docentes bilingües'. Dichos profesores no han pasado los exámenes de oposición, por lo que no son funcionarios ni personal interino, a quien se recurre en caso de necesidades de contratación eventual. Eso significa que las contrataciones 'se han realizado al margen de la normativa que rige en la Comunidad de Madrid y en el Estado español', dice el texto.

El sindicato también aporta una sentencia del Tribunal Supremo que confirma 'un delito de prevaricación en las personas de ciertas Autoridades Públicas por la contratación de personal sin reunir los requisitos que ellos mismo habían establecido, suponiendo una arbitrariedad de la elección. No se cumplió asimismo la normativa administrativa existente y se depreciaron los principios constitucionales básicos'.

La denuncia de UGT explica que las contrataciones de profesores nativos de países angloparlantes 'era un reivindicación de Esperanza Aguirre' y que incluso 'elevó una consulta' al propio ministro de Educación, José Ignacio Wert. El ministro respondió que el actual marco legislativo no permite incorporar a dichos docentes, por lo que Aguirre incluso instó al presidente de la Asociación de Centros Autónomos de la Enseñanza Privada (Acade) a la insumisión legal.

La denuncia relata que este verano, 'la Comunidad de Madrid ha realizado ofertas de trabajo para la enseñanza pública madrileña para profesores de países de habla inglesa a través de diversas páginas de Internet'. Se trata de 24 plazas para impartir Educación Física, Música y Tecnología en centros bilingües y 'no era necesario hablar español'. 

La polémica sobre la contratación de estos docentes saltó hace ya más de un año, cuando Figar firmó un convenio con la Universidad de Washington por el que 1.431 nativos se incorporarían al programa bilingüe que se llevaba a cabo en 276 colegios y 63 institutos de Madrid. De entre estos auxiliares, 196 sueldos corrían a cargo de la Consejería madrileña y el resto, por cuenta del Ministerio de Educación. En aquel entonces, el número de profesores bilingües en paro ascendía a 8.700.

El Partido Socialista de Madrid exigió explicaciones al Gobierno de Aguirre, en noviembre de 2011, y tildó de 'despilfarro' la contratación de auxiliares. Meses después, la presidenta arremetía contra los docentes, asegurando que 'hay profesores que no saben inglés y no quieren aprenderlo'. Hoy en día, tras los recortes del ministro José Ignacio Wert, muchos no podrán ni intentarlo, ya que en 2012 la partida de becas de formación para docentes se redujo un 70%.