Público
Público

UGT y CCOO de Catalunya rechazan moderar salarios

Advierten de que la adopción de esta fórmula se encontrará con una rotunda oposición y la movilización de los trabajadores

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Pleno rechazo a la moderación salarial como fórmula para salir de la crisis. Los líderes de UGT y CCOO en Catalunya advirtieron este martes a las empresas que la adopción de esta fórmula se encontrará con una rotunda oposición y la movilización de los trabajadores.

Es más, 'la moderación salarial en la Unión Europea ha podido ser uno de los detonantes de la crisis', afirmó el secretario general de UGT en Catalunya, Josep Maria Álvarez. Los sindicatos se mostraron duramente en contra de cualquier recorte en las condiciones laborales de los empleados para hacer frente a la crisis. E hicieron gala de 'una demostración de la fuerza de los trabajadores frente a las amenazas que plantean las empresas', mediante la reunión este martes de 4.500 delegados de ambos sindicatos en L'Hospitalet (Barcelona). Fue la segunda en 19 años, y sirvió para transmitir a los asistentes el mensaje que movilizaciones conjuntas como las de Nissan sirven de mucho para frenar los planes de las multinacionales.

Los líderes sindicales criticaron el viaje a Japón del presidente, José Montilla, por no haber contribuido a lograr ningún compromiso de futuro de Nissan ni Sony. 'En vez de este viaje, el Gobierno hubiera hecho más trabajo si el 30 de septiembre ya hubiera nombrado el gerente de formación profesional', cargo que contempla el Acuerdo Estratégico para la competitividad de la economía rubricado entre el Gobierno catalán, empresarios y sindicatos, afirmó Álvarez.

El nuevo secretario general de CCOO, Joan Carles Gallego, no fue menos. 'Nos preocupan estas visitas a Japón y París -en relación a la anterior entrevista de Montilla con responsables Nissan en Francia- porque los políticos vuelven habiendo aprendido la lección de los empresarios y con la cartera vacía de compromisos de las empresas'.

Por contra, los tres partidos que forman el Govern defendieron la utilidad de los contactos de Montilla en Japón para evitar deslocalizaciones en un momento de crisis, mientras que CiU cuestionó los resultados obtenidos.