Público
Público

La última foto de familia del Gobierno

Como marca la tradición, cada vez que se incorpora un ministro nuevo, el gabinete al completo posa en las escalerillas de Moncloa. Sebastián lo hizo con corbata

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Es la última foto de familia de un Gobierno presidido por José Luis Rodríguez Zapatero. Como marca la tradición, cada vez que se incorpora un ministro nuevo, el gabinete —en este caso Antonio Camacho, nuevo ministro del Interior— al completo posa en las escalerillas de Moncloa.

Rodeado por los dos vicepresidentes —Elena Salgado a su derecha y Manuel Chaves a su izquierda— Zapatero posó con los 15 miembros de su Gabinete en las escaleras del Palacio de la Moncloa, antes de asistir a la reunión del Consejo de Ministros.

A continuación de los dos vicepresidentes, los ministros Justicia, Francisco Caamaño, y Exteriores, Trinidad Jiménez, mientras que, en los extremos de la primera fila, se situaron el ministro del Interior, Antonio Camacho, y la de Defensa, Carme Chacón.

Antonio Camacho es el único rostro nuevo del Ejecutivo y sucedió a Rubalcaba al frente del Ministerio del Interior, en el que era secretario de Estado de Seguridad.

Todos los ministros visten traje y corbata, incluido el de Industria, Miguel Sebastián, que esta semana ha tenido un desencuentro con el presidente del Congreso, José Bono, por recomendar que no se use esta prenda en verano.

Sólo dos de las siete mujeres del Ejecutivo eligieron colores fuertes —un vestido sin mangas rojo Carme Chacón y una chaqueta verde Trinidad Jiménez— mientras que Leire Pajín optó por el azul, Cristina Garmendia y Ángeles González-Sinde por el gris, y Elena Salgado y Rosa Aguilar por el blanco.

Los ministros ya estaban colocados en la escalinata cuando entraron los fotógrafos, permanecieron unos minutos posando. A continuación, se dirigieron al interior del Palacio, a excepción de Zapatero, y los que asumen nuevas responsabilidades, esto es, Salgado, Chaves, Camacho y Blanco.

Los cuatro tomaron posesión de sus nuevos cargos —todos, salvo Camacho, formaban parte del Ejecutivo— el pasado 12 de julio, tras el ajuste llevado a cabo por Zapatero en su Gabinete por la salida de Rubalcaba.