Publicado: 30.01.2012 05:00 |Actualizado: 30.01.2012 05:00

La última guerra de IU-Madrid

La imputación por un presunto delito de acoso sexual de la mano derecha de Cayo Lara dispara las tensiones internas en la segunda federación de más peso

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

"Faltaría más que echáramos más leña al fuego con una opinión del coordinador federal". Ni un ápice exageraba el pasado viernes Cayo Lara cuando se le preguntaba por el último (y enésimo) conflicto interno en Madrid, la segunda federación de más peso en IU. Porque fuego hay, y mucho. Una absoluta "guerra sin cuartel", como definen todos los dirigentes consultados y que nadie esconde, y cuyo final resulta impredecible.

La batalla se juega en varios frentes, pero todos remiten a dos protagonistas, ambos diputados en la Asamblea de Madrid. De un lado, Miguel Reneses, hasta ahora hombre de suma confianza de Lara en la dirección federal. Y de otro, Libertad Martínez, responsable electoral de Izquierda Unida-Comunidad de Madrid (IU-CM) y mujer muy próxima a Ángel Pérez, hombre de hierro de la federación madrileña en los últimos 20 años y hoy portavoz en la capital.

Las armas se desenfundaron el 19 de enero, cuando trascendió que el Tribunal Superior de Madrid (TSJM), en un severísimo auto, imputaba a Reneses por acoso sexual a una compañera y le imponía una fianza de 100.000 euros. Una decisión que ya está recurrida. El 21, Reneses dimitió "temporalmente" como secretario federal de Organización de IU, para probar su "inocencia" y defenderse de la "cacería política y personal" impulsada, decía, por "grupos políticos internos y con intereses espurios". Apuntaba así al círculo de Martínez. El 23, Gregorio Gordo, el coordinador de Madrid, alineado con Pérez, le pedía su acta como diputado y convocaba una ejecutiva regional para hoy.

En la última semana no han cesado las escaramuzas entre dos facciones que hasta el pasado año formaban parte de la llamada mayoría de IU-CM, el sector que controlaba el 65% de la organización. El propio Reneses fue aupado por Pérez a la cúpula federal en 2008. Y ambos bandos actuaron juntos para descabalgar a Inés Sabanés (hoy en Equo) del liderazgo de la lista autonómica de 2011 y de la portavocía en la Asamblea. Pero IU-CM siempre ha estado fraccionada en muchísimas familias. Y ahora lo está más.

La cúpula federal mira con inquietud las delicadas finanzas de IU-CM

Cada parte ha blandido su hoja de agravios. Desde el entorno del ex número dos hablan de "conspiración". Recuerdan que Martínez está siendo investigada por hackear, en abril de 2011, en la precampaña de las autonómicas y municipales, la web de IU Sevilla y por piratear los correos electrónicos de las secretarías de Electoral y Organización. Se enviaron emails supuestamente firmados por Lara donde este anunciaba el cese de Reneses. La Brigada de Investigación Tecnológica (BIT) de la Policía, como atestigua un informe al que ha tenido acceso este diario, identificó las direcciones IP desde las que se hizo el hackeo: el domicilio de Martínez y su marido, Juan Berga, y el de José María Luque –de la Asociación de Internautas– y María Pastor. Los tres últimos están ya imputados desde el 20 de septiembre y fueron a declarar el 5 de octubre.

El juez pidió a la Asamblea de Madrid que certificara que Martínez es diputada. La Cámara ya lo hizo. Si se siguen las diligencias y se la imputa, el caso pasará al TSJM por ser aforada. En el círculo de esta sostienen que está "deseando declarar", porque "nada tiene que ver" con el pirateo. Esgrimen que un informe pericial detecta la "manipulación de pruebas".

El núcleo duro de Lara entiende "muy grave" este episodio, pero se muestra "más preocupado" aún por la "delicada situación económica" de IU-CM. En un voluminoso dossier enviado la pasada semana por Reneses, y al que ha tenido acceso Público, se denuncia la deuda de 1,49 millones a Hacienda y de otro millón a la Seguridad Social por impago de las cotizaciones de los trabajadores y cargos. Varias asambleas locales han sido embargadas. La jefatura de IU-CM alega que el agujero es "histórico" y se arrastra "desde los tiempos en que Miguel era coordinador regional [2000-2002]". "Estamos arreglándolo y negociándolo", explican.

A ello se suma la deuda que IU-CM tiene con la dirección federal: 590.605 euros. Esa cantidad se explica porque fue "la única federación de IU" que no puso dinero en la caja federal en las elecciones de mayo y por no verter las cuotas de sus afiliados.

Otro elemento de discordia: el duro informe de la Cámara de Cuentas madrileña contra IU-CM. De los 551.383,94 euros gastados en la campaña del 22-M, 212.326,45 están aún sin justificar. "Es insólito que nos saquen los colores así", se quejan los de Reneses, apuntando a Martínez como responsable electoral. Los afines a esta asumen cierta "negligencia", pero resaltan que los errores "se están subsanando" y que se pedirá "una fiscalización especial" a la Cámara.

"Miguel calienta la pelea para tapar su auto", dicen los contrarios a Reneses

Pero el informe también ha mostrado que 278.573,29 euros –el 50,5% del total– de gastos fueron facturados por Berga Comunicación y Desarrollo, la empresa del marido de Martínez, hecho que el federal tacha de "intolerable nepotismo" que contraviene el artículo 10 del código ético de IU , el cual prohíbe a los dirigentes contratar con familiares. El sector oficial de IU-CM arguye que Berga "lleva muchísimos años trabajando" para la federación –"incluso escribió discursos a Reneses"– por un "bajo precio" y dada la "nula solidaridad del federal".

Las iras también se dirigen contra un fiel de Pérez, José Antonio Moral Santín, por sus 278.000 euros de sueldo como vocal de Bankia y otros 231.000 como consejero en la matriz de la entidad, Banco Financiero y de Ahorros. Un sueldo "escandaloso" para el federal y que casa poco con "la política de IU contra la privatización de las cajas y los desahucios". En IU-CM responden que Moral cobró en 2011 "70.000 euros netos" y que sólo recibió dietas por asistir a uno de los consejos de Caja Madrid.

"Miguel enciende el ventilador y calienta la pelea interna para tapar su imputación", dicen los contrarios a Reneses. Los suyos lo niegan. El ala oficialista también recuerda un turbio asunto que afectó en 2004 al exsecretario de Organización: entonces el diputado autonómico se llevó a una acompañante a un viaje a París pagado por la Consejería de Transportes. Aquello abrió otra crisis en IU-CM, pero en aquel momento Reneses recabó el apoyo de Pérez en contra del criterio del entonces coordinador, Fausto Fernández, de IU Abierta. 

"Espero que [hoy lunes] en la ejecutiva pongan seguridad en la sede, se puede llegar a la violencia". Palabras de una dirigente regional que ilustran la altísima tensión prevista para esta tarde. Si Reneses no deja su escaño y se prevé que no lo haga, la dirección calibrará si expulsarle de sus portavocías de comisiones en la Asamblea o echarle del grupo. La ejecutiva federal tiene cita también hoy. Y el conflicto y la situación de Reneses –que ha "seguido yendo" por la sede pese a su dimisión– emergerá, porque Izquierda Abierta, los alineados con Gaspar Llamazares, también reclaman que abandone su acta.


Todos los sectores creen que el conflicto tendrá incidencia en el federal por el peso de IU-CM y de Reneses y por la “mala imagen” de una IU con deudas con Hacienda y la Seguridad Social. Los afines al exnúmero dos dicen que “se busca atacar al propio Cayo”. En IU-CM hay quien no oculta sus diferencias con Lara.

“Que yo sepa, le imputa un juez, no yo”, expresó un cortante Ángel Pérez. Reneses eludió hablar.

Izquierda Abierta –el ala de Llamazares– avisa de que “las vendettas pueden destrozar la organización”. La corriente denominada pluralidad (nacida en el círculo del dirigente federal Enrique Santiago y hoy próxima a Reneses) cree que el conflicto puede tener su “efecto catártico”, ya que ayudará a “limpiar” IU-CM y “jubilar” a dirigentes que contaminan la federación.