Público
Público

La ultraderecha saca pecho en Granada

La Toma de Granada, que se celebra el domingo, da alas a los grupos extremistas. La fiscalía pide a la policía que extreme la vigilancia

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Cada 2 de enero, los ultras campan a sus anchas por Granada. La excusa es la Fiesta de la Toma, la conmemoración de la reconquista de España por los Reyes Católicos, un rancio ritual celebrado con el plácet del PP, que Gobierna la ciudad, y el PSOE, que participa del festejo. La Toma conserva los elementos propios de una conmemoración franquista: Dios, patria y poder civil van todos a una.

La llegada de la democracia no supuso cambios, tampoco con el PSOE en la alcaldía. Hoy la Toma se ha convertido en una cita de nostálgicos del franquismo a la que se han ido sumando neonazis y extremistas de todo pelaje. Grupos de extrema derecha, que se han adueñado de la fiesta, se movilizan en la Red para respaldar la cita del 2 de enero y acudir a un 'acto de exaltación nacional'. Fascistas y neonazis han convocado concentraciones ante el ayuntamiento y ante el monumento a Isabel la Católica. La Subdelegación ha autorizado las convocatorias.

Ahora la Fiscalía Superior andaluza ha solicitado por vez primera a la Subdelegación y a la policía que vigile e identifique a los ultras que incurran en comportamientos presuntamente delictivos. Es la primera vez que la fiscalía reclama a la Subdelegación y a la policía la necesidad de que le trasladen 'todas las actuaciones que puedan resultar relevantes desde el punto de vista jurídico penal' para que, identificadas las personas que puedan resultar responsables, se promueva su persecución' conforme al Código Penal.

La iniciativa de la fiscalía se produce después de que el Defensor del Ciudadano, Melchor Sáiz-Pardo, trasladara su preocupación por las manifestaciones convocadas por grupos ultras. El Defensor del Ciudadano aportó a la fiscalía documentos de las convocatorias obtenidos en la Red que pueden ser constitutivos de delito por su contenido racista. 'Granada no puede ser la cloaca en Europa de todos los fachas', declaró ayer a Público Sáiz-Pardo.

'Cada vez vienen más extremistas con banderas preconstitucionales, con insultos al rey, al ejército, a los inmigrantes... Vienen a provocar', indica Sáiz-Pardo.

En los últimos años, grupos ultras han aprovechado la Toma para rescatar, y pasear por las calles, la simbología franquista y para distribuir panfletos de contenido xenófobo y racista.