Público
Público

La UME finaliza su actuación por el temporal, pero sigue en alerta 24 horas

Protección Civil solicita el repliegue de todos los efectivos de la Unidad Militar de Emergencias al no ser ya necesario su apoyo a los distintos organismos de emergencias de las CCAA

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:



La Unidad Militar de Emergencias (UME) ha dado por finalizada su intervención ante el temporal de nieve, después de treinta horas de trabajo, pero continuará en alerta durante veinticuatro horas por si fuera necesaria su actuación.

La Dirección General de Política de Defensa, a instancias de la Dirección General de Protección Civil, ha ordenado el repliegue de todos los efectivos de la UME, al no ser ya necesario su apoyo a los distintos organismos de emergencias de las comunidades autónomas, el Gobierno central y los ayuntamientos.

No obstante, la UME ha puesto de nuevo en alerta de 24 horas, en las sedes de todos sus batallones, un retén de veinte efectivos y sus equipos técnicos por si se solicitara su intervención, según un comunicado del Ministerio de Defensa.

También mantendrá de forma temporal un destacamento en la Base 'Cid Campeador', en Castrillo del Val (Burgos) y permanecerán preparados tanto el Centro de Operaciones del Cuartel General como los Centros de Operaciones de los batallones.

 

La UME ha contribuido a descongestionar diversas carreteras nacionales y secundarias de la red viaria del Estado; despejar la nieve que impedía el aterrizaje y despegue de aeronaves en las pistas del aeropuerto de Barajas y obligaba a su cierre temporal y distribuir 1.300 mantas entre el pasaje que no había podido abandonar las instalaciones.

Durante treinta horas de trabajo, la UME ha desplegado 200 militares y 58 vehículos entre quitanieves, sistemas de comunicaciones 'Mérida'; camiones parque todo terreno con provisiones de mantas, raciones de comida de previsión y cocina; vehículos 'VAMTAC' para transporte de personal; ambulancias y vehículos 'TOA' del Ejército de Tierra.

La actuación se ha desarrollado en las provincias de Madrid, Zaragoza, Burgos y Cuenca, por medio de la acción directa y simultánea por primera vez de cuatro batallones y un regimiento.