Público
Público

Los universitarios son rentables para el Estado

La OCDE señala que un titulado español paga en impuestos el doble de lo que costó formarle

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El Estado acaba recibiendo de cada licenciado universitario el doble de lo que invierte en sus estudios. El último estudio de la OCDE (Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico) señala que cada titulado superior en España deja al erario 141.000 euros en impuestos sobre la renta y aportaciones sociales durante su vida laboral.

La OCDE pretende con este cálculo incentivar la inversión en educación en un momento en el que la crisis amenaza esos esfuerzos económicos. La media de los países que forman esta organización señala que los estados reciben tres euros por cada uno invertido en formación. En España el retorno es inferior debido a la menor presión fiscal.

Los datos del informe vuelven a advertir sobre las debilidades del sistema educativo en España. La falta de titulados medios supone una sobrecualificación del 44% de los trabajadores. Es decir, casi la mitad de los trabajadores desempeña un empleo correspondiente a un titulado inferior y, por tanto, cobra un sueldo inferior a su formación.

'Al desarrollar el plan Escuela 2.0 hemos descubierto que muchos ingenieros informáticos trabajan en tareas que debería hacer un técnico, pero no hay', ejemplificó ayer la secretaria de Estado de Educación, Eva Almunia. La carencia de titulados en Formación Profesional de Grado Medio (a la que se accede tras la ESO) está relacionada con el abandono escolar. Según los datos del curso 2007/2008 que han utilizado los técnicos de la OCDE para su análisis, en España no termina el Bachillerato o la FP de grado medio el 27% de los estudiantes.

Pese a que el dato de titulados postobligatorios se aleja en diez puntos porcentuales de la media de la UE donde este grupo de población alcanza el 83%, la progresión de la formación española en este campo es destacada. Desde 2001 se ha pasado de un 66% de titulados en la segunda etapa de secundaria a un 73%. El escalón que España necesita subir para equipararse a Francia o Italia en FP es de seis puntos. La tasa de titulados en ese nivel es del 38%, frente al 44% de media en la UE.

El fenómeno de la sobrecualificación se apoya en el elevado número de universitarios que el sistema español ha generado en los últimos años. Un 39% de los jóvenes de entre 25 y 34 años ha alcanzado estudios terciarios, frente al 35% de media en la OCDE. Sin embargo, en la generación de entre 55 y 64 años la media apenas llega al 16%.

'Los jóvenes demuestran que confían más en la educación que la generación de sus padres. Eso se tiene que transformar en el fin de aquel mal consejo de los padres que decía: Si no estudias, te vas a trabajar'', analizó Almunia.

El Gobierno advierte algún signo positivo en las estadísticas. El 65% de los jóvenes de entre 25 y 34 años ha alcanzado en España un título de Bachillerato, FP de Grado Medio o enseñanza superior, cuando hace 30 años apenas lo lograba el 29%.

El informe presentado ayer por la OCDE revela que en España el número de horas lectivas dedicadas a la enseñanza de idiomas en Secundaria es un 5% inferior al tiempo que se dedica en Primaria. El espacio dedicado a las lenguas extranjeras en Primaria es del 13%, y cuando el alumno pasa a Secundaria, estudia idiomas en un 8% del total de clases. Los países de la OCDE y de la UE lo planifican al contrario y las horas lectivas de idioma extranjero crecen en Secundaria.

La secretaria de Estado, Eva Almunia, manifestó que el Gobierno había tomado nota de este asunto para elaborar un plan de idiomas, que pretende cofinanciar con las autonomías un programa con un coste de 15 millones de euros en 2010 y 32 millones en 2011. El objetivo es que todos los jóvenes se expresen correctamente en inglés.