Público
Público

UPN se desmarca del plan de Rajoy para imponer sus candidatos al TC

La derecha navarra propone como candidato a Manuel Pulido y se olvida de Hernando y López

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La estrategia del PP para colocar a los ultraconservadores Francisco Hernando y Enrique López en el Tribunal Constitucional podría no ser tan redonda como parecía. Este jueves, UPN provocó una fisura al proponer al profesor de Derecho Constitucional Manuel Pulido Quecedo para el cargo. Al existir ahora tres candidatos conservadores, los socialistas pueden apoyar a Pulido y poner al PP ante una decisión complicada: o sacrifica a un miembro de su pareja de candidatos, o vota contra la propuesta de su aliado UPN o bloquea la renovación del TC.

Los Parlamentos autonómicos tenían potestad para proponer al Senado dos candidatos cada uno, antes del 29 de septiembre. En total, llegarán a la Cámara Alta 23 nombres, de los que sólo dos son del PP y una de UPN. Ello es así porque el PP propuso en todos los Parlamentos autonómicos a López –que tendrá el apoyo de cinco autonomías– o a Hernando –respaldado por cuatro.

De acuerdo con el pacto alcanzado entre PSOE y PP, cada partido elegirá finalmente a dos magistrados para el Constitucional. Sin la alternativa navarra, los socialistas sólo habrían podido votar al dúo Hernando-López o retrasar indefinidamente la renovación.

Más allá del desmarque de UPN, los socialistas también utilizarán la paridad como argumento para neutralizar la estrategia del PP, ya que los conservadores no han incluido a ninguna mujer en sus propuestas. El vicesecretario del PSOE, José Blanco, aseguró el miércoles que el consenso en el TC debería garantizar también “el cumplimiento de la ley de Igualdad.”

Ayer, en el Parlamento andaluz, el PP ya chocó contra la paridad en su intención de ratificar una vez más la candidatura de Enrique López. La norma andaluza establece que sean el hombre y la mujer más votados quienes salgan propuestos. La mayoría socialista propuso a un hombre, pero el PP se negó a proponer a una mujer, con tal de no romper el dúo formado por López y Hernando. La elegida fue María del Carmen Catalán, candidata de IU.

Otra mujer, Encarna Roca, a quien hoy propondrá el Parlament, tiene grandes posibilidades de ser uno de los cuatro magistrados que finalmente entren en el TC. De hecho, Zapatero prometió en su día al PSC y a CiU que un candidato catalán estaría entre los nombrados por el Senado. La elección de Roca, catedrática de Derecho Civil de la UB y con sensibilidad autonomista, ayudaría a cumplir con la Ley de Igualdad.

La decisión de UPN se enmarca dentro de la independencia que le permite, en los asuntos que afectan a los intereses de Navarra, el pacto que tiene suscrito con el PP. Su candidato, Manuel Pulido Quecedo, es doctor en Derecho Constitucional y letrado de las Cortes autonómicas. Además, conoce la casa. Trabajó como letrado en el propio Constitucional. Su experiencia y publicaciones superan ampliamente la que tienen los dos candidatos del PP.

Más allá de su currículo, la elección de Pulido puede provocar un nuevo roce en las relaciones entre PP y UPN, ya tensas por la disposición de los navarros a negociar los Presupuestos Generales del Estado con el Gobierno.

El enfrentamiento entre los dos principales partidos por el proceso de renovación del TC se agravó ayer. El presidente del Senado, Javier Rojo,acusó al PP de “darle la vuelta a la ley de forma torticera” para que no se aplique el espíritu de la ley. El ministro de Justicia, Mariano Bermejo, destacó que si Hernando y López llegasen al TC podrían ser “recusados” en los debates sobre el Estatut o la Ley de Matrimonios Homosexuales. El portavoz del PP en el Senado, Pío García-Escudero, reclamó respeto a la “voluntad soberana de los Parlamentos autonómicos”.