Público
Público

UPyD pide una reforma urgente de la Constitución

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Retroceden la igualdad y la calidad del sistema educativo y avanzan la pobreza y la corrupción. Para Rosa Díez, 'España es un país cada vez más pobre, cada vez más desigual, cada vez más injusto, cada vez más corrupto', que necesita 'refundarse' mediante un proceso de reforma de la Constitución.  

A tenor de los tensos debates que la líder de Unión, Progreso y Democracia (UPyD) mantuvo siempre con el anterior presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, seguramente Díez nunca creyó que llegaría a decir lo que ha dicho en el debate sobre el estado de la nación: 'El Estado común es más débil ahora que antes de las elecciones de 2011' y dio la pincelada que ningún otro Grupo del Congreso apuntó contra Mariano Rajoy:  éste 'ha sido el año del auge del nacionalismo separatista' y su Gobierno ha proporcionado 'absoluta impunidad y triunfo político a las tesis de ETA'.

El presidente del Gobierno -que ha llamado 'señora Díaz' a la líder de UPyD- ha rechazado la visión que tiene Díez sobre España. 'No puedo compartir eso' y le ha recordado que en nuestro país habitan 47 millones de personas, muchas de las cuales 'trabajan' o 'reciben pensiones'. 'Tengo bastante mejor opinión de mi país que usted', ha recalcado, al tiempo que garantizaba a la líder de UPyD que se equivocaba en cuanto a sus afirmaciones sobre que el presidente 'alardea' de no haber cumplido su programa electoral para cumplir su 'deber'.'Yo sí he cumplido buena parte de mi programa electoral', ha afirmado Rajoy, después de mantener en los últimos días y desde que lo declaró en un foro informativo de The Economist la semana pasada, que tal programa había sido arrinconado para que el jefe del Ejecutivo sí cumpliera con su 'deber'.

Rajoy ironizó sobre la pretensión de UPyD de querer reformar la Constitución, 'igual que ICV' y expresó sus dudas de que a ambos partidos les unieran las mismas intenciones, 'aunque a estas alturas de mi vida ya no me sorprende nada'. Sin embargo, el presidente se puso serio para decir que 'con la que está cayendo en España' no es la mejor idea la de pedir una reforma de la Constitución, con lo que eso conlleva.