Público
Público

Urdangarin admite que se reunió con Matas en Marivent

El duque de Palma descarga responsabilidades en su ex socio, Diego Torres, durante su declaración ante el juez del Caso Nóos.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Urdangarin ha admitido hoy ante el juez, que se reunió con el ex presidente balear Jaume Matas en la residencia veraniega de la familia real en Marivent, tal y como había asegurado su antiguo amigo, 'Pepote' Ballester, ex director general de Deportes balear, informa Alicia Gutiérrez.

La versión contradice la de Matas, que negó la reunión celebrada en septiembre de 2003, en la que se gestó el contrato de patrocinio con el equipo ciclista Illes Balears. En efecto, se vió con matas en Marivent y, tras jugar un partido de padel, hablaron sobre el tema.

Durante su declaración negó, sin embargo, tomar las decisiones en Nóos Consultoría, S.L. -beneficiaria del contrato con el equipo ciclista-, descargando la responsabilidad en su ex socio, Diego Torres

Es más, ha asegurado desconocer los aspectos que rodeaban a las facturas que se le han ido exhibiendo durante su comparecencia ante el juez José Castro, instructor de las pesquisas que indagan las presuntas irregularidades cometidas a través de Nóos.

Las declaración arrancó a las 9.10 horas y en torno a las dos de la tarde el marido de la Infanta Cristina abandonaba las dependencias judiciales en medio de una gran expectación y ante los gritos y abucheos de los manifestantes congregados, se centraron en la estructura de Nóos y la vinculación de Urdangarin en las mercantiles a través de las que presuntamente ambos socios desviaron los fondos percibidos por Nóos.

Urdangarin también ha reconocido hoy al juez que el rey Juan Carlos le pidió en 2006 que dejara sus actividades profesionales relacionadas con el sector público, han informado fuentes jurídicas. El duque de Palma está declarando 'muy tranquilo' ante el juez que instruye el caso Nóos, José Castro, desde las 9 de esta mañana (ver especial). 

A su entrada a los juzgados, el duque de Palma ha asegurado que acude a declarar ante el juez para 'aclarar la verdad de los hechos' que se le imputan y a defender su 'honor', su 'inocencia' y su 'actividad profesional'. Urdangarin ha hecho una breve declaración a la prensa tras llegar a los Juzgados de Palma a las 08.50 horas, donde, finalmente, ha atravesado a pie los poco más de 30 metros que separan la verja del edificio judicial y la entrada, echando por tierra la decisión del juez decano de Palma, Francisco Martínez Espinosa, le había autorizado a entrar en vehículo por 'estrictas razones de seguridad'.

Se prevé que la declaración será larga y que incluso pueda seguir mañana

La declaración se prevé larga. El juez ha pedido un sustituto para la guardia que tenía, por lo que se especula con que incluso la declaración del yerno del rey pueda alargarse a mañana.

La declaración de Urdangarin confirma la versión que dio el pasado diciembre la Casa Real, cuando dijo que aconsejó al marido de la infanta Cristina que abandonara el Instituto Nóos porque esta entidad desarrollaba acciones lucrativas.

Al año siguiente, indicó entonces la Casa Real, el asesor legal externo de la Casa del Rey recomendó al duque de Palma que optara por buscar una actividad profesional por cuenta ajena, a ser posible fuera de España,

Tras llegar, se ha bajado del coche y ha mirado al público y a los periodistas y ha empezado a bajar a pie la cuesta de los Juzgados, junto a su abogado, Mario Pascual, y escoltados por varios agentes de la Policía Nacional.

Una vez allí, se ha dirigido a los periodistas a quienes ha dado los 'buenos días' y les ha dirigido unas breves declaraciones.

'Mi intención en el día de hoy es aclarar la verdad de los hechos' 'Mi intención en el día de hoy es aclarar la verdad de los hechos y estoy convencido que la declaración de hoy contribuirá a demostrarlo. Muchísimas gracias a todos, muchísimas gracias por su atención', ha dichoUrdangarin, quien ha mostrado en todo momento un semblante tranquilo, aunque estaba visiblemente más delgado.

Castro y los fiscales Anticorrupción, Juan Carrau y Pedro Horrach han llegado pocos minutos antes de que lo hiciera Urdangarin a quien esperaban en la puerta de los Juzgados un total de 70 medios de comunicación.

A su entrada, una mujer ha arrojado un huevo al coche del duque. En el lugar varios cientos de personas están presentes para protestar contra la monarquía y la corrupción, una cifra similar a la que había cuando declaró el ex presidente Matas. Sin embargo las medidas de seguridad son extraordinarias. Desde las 7.45 de la mañana se pide el DNI a los que acceden a la calle del juzgado y la policía ha registrado incluso los bolsos a los periodistas. 

El duque de Palma comparece ante el juez José Castro como imputado en un caso donde se investigan los presuntos delitos de malversación, falsedad documental, fraude y prevaricación.

Concursos amañados, facturas falsas, gastos de dinero público, impago de tributos...

La adjudicación a dedo de convenios por 5,8 millones que la Generalitat valenciana y el Govern balear otorgaron a Instituto Nóos central las pesquisas. Una cantidad idéntica a la captada por lo que pretendía ser una asociación sin ánimo de lucro terminó en manos de cinco empresas controladas accionarialmente por el mismo tándem que dirigía Instituto Nóos: Iñaki Urdangarin y su socio, Diego Torres. Al menos 470.000 euros acabaron en el extranjero. Exactamente, en cuentas ligadas al paraíso fiscal de Belice, donde la trama Nóos constituyó una sociedad cuyos tentáculos llegaban a Londres.

Los registros ordenados por el juez y las decenas de declaraciones prestadas por antiguos empleados y colaboradores de Instituto Nóos han puesto de relieve lo que parece un aguafuerte manchado por las sombras de la corrupción. Concursos amañados, facturas falsas, gastos de dinero público que jamás se justificaron y una continua obsesión por eludir el pago de tributos. Esos elementos componen el cuadro.