Publicado: 25.02.2012 19:40 |Actualizado: 25.02.2012 19:40

Urdangarin apunta con el dedo a Camps y Rita Barberá

El duque les señala como quienes decidieron adjudicarle directamente al Instituto Nóos la organización de las cumbres Valencia Summit, por las que la ONG del yerno del rey cobró 3,1 millones de euros

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Iñaki Urdangarin señaló esta tarde al expresident valenciano Francisco Camps y a la alcaldesa de Valencia, Rita Barberá, del PP, como quienes decidieron adjudicar directamente a Instituto Nóos la organización de dos eventos.

En concreto, Urdangarin ha declarado que Camps decidió la contratacion de Nóos para la organización de los Juegos Europeos.

En cuanto a la alcaldesa de Valencia, el duque ha admitido que Barberá contrató al instituto para las cumbres turístico-deportivas Valencia Summit, en una reunión que fue organizada, según ha declarado Urdangarin, por Juan Antonio Samaranch, ex presidente del Comité Olímpico Internacional.

La organización de Valencia Summit reportó a la ONG del yerno del rey 3,1 millones de euros. Urdangarín ha afirmado que supone que Barberá habría hablado con Camps sobre la realización de este trato.

Fuentes conocedoras de la declaración aseguraron que el juez preguntó en más de una ocasión al imputado si su posición en la Casa Real había influido en la decisión de Camps y Barberá.

El duque de Palma respondió señalando con el dedo a Camps y Barberá cuando el juez emprendió el interrogatorio sobre los convenios con las administraciones públicas valencianas para las citadas Valencia Summit. De carácter "confidencial", o sea, secreto, el acuerdo para las cumbres turístico-deportivas preveía el pago de un "canon" para Instituto Nóos de 1,04 millones anuales, lo que se tradujo en 3,1 millones de euros en total por las tres ediciones celebradas.

Que el duque de Palma señale directamente a Camps y Barberá como los autores intelectuales de los convenios con Instituto Nóos es una mala noticia para los dos dirigentes del PP. Hasta ahora, ninguno de los exaltos cargos valencianos imputados en la causa había hablado con tanta nitidez sobre el asunto.

El juez Castro ha preguntado a Iñaki Urdangarin si su esposa, Cristina de Borbón, y el secretario de las infantas, Carlos García Revenga, pertenecían al Instituto Nóos para adornarlo y vencer la reticencia a contratar de aquellos a quienes se ofrecían servicios. Esa no fue la única pregunta relativa a la Familia Real, dado que el magistrado también inquirió a Urdangarin sobre si la discrecionalidad de los contratos adjudicados al Instituto Nóos por administraciones públicas obedecía a su parentesco con la misma.

En un interrogatorio larguísimo de casi nueve horas, extremadamente minucioso, contundente y que se prolongará mañana, el juez avisó a Urdangarin de que si no contesta a sus preguntas le someterá a un careo con su antiguo socio Diego Torres. 

La declaración de Urdangarin ha sido suspendida hasta mañana a las 9:00 horas.