Público
Público

Urdangarin propuso a González Pons construir una urbanización en el parque natural La Albufera

El dirigente del PP descarga en Camps la responsabilidad del convenio que él firmó con Nóos, por el que la Generalitat desembolsó 382.000 euros

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Iñaki Urdangarin, cuando sus relaciones con la Generalitat valenciana marchaban viento en popa, propuso al entonces conseller de Francisco Camps, Esteban González Pons, levantar una urbanización en La Albufera, que habría requerido una recalificación de terrenos en el citado parque natural valenciano, según declaró este martes ante el juez José Castro el actual vicesecretario de Estudios y Programas del PP.

Según fuentes jurídicas presentes en la declaración como testigo de González Pons, éste explicó que la Generalitat rechazó el proyecto en el que Urdangarin iba de la mano del promotor inmobiliario Enrique Bañuelos, presidente en 2006, cuando ocurrieron los hechos, de la desaparecida empresa Astroc. La propuesta incluía la construcción de viviendas en el municipio de El Saler, en pleno corazón de La Albufera, así como un puerto deportivo, pero la Generalitat rechazó la idea, según confirmaron las mismas fuentes.

Asimismo, González Pons descargó la responsabilidad del convenio que él firmó el 23 de diciembre de 2005 con el Instituto Nóos para celebrar en Valencia unos Juegos Europeos en el Gobierno de la Generalitat entonces presidido por Francisco Camps, que había autorizado previamente la rúbrica.

La organización de aquel evento, que finalmente no se celebró, habría supuesto un gasto de 6 millones de euros, aunque la cantidad  que se pagó finalmente al instituto del yerno del rey rondó los 380.000 euros. González Pons participó en la firma de aquel convenio pues entonces era conseller de Presidencia y responsable de la Sociedad Gestora de la Imagen Estratégica y Promocional de la Comunidad Valenciana.

El dirigente del PP, el primero de la actual dirección del partido conservador que declara en el caso Nóos, ha asegurado ante los periodistas que su firma no era determinante para que el Instituto Nóos que presidió Iñaki Urdangarin cobrara de la Generalitat valenciana y que el hecho de que rubricase el acuerdo no supuso comprometer ningún euro más de dinero público.

'Es verdad que mi firma está en un convenio con el Instituto Nóos, pero también es verdad que mi firma está porque hubo un acuerdo previo del Gobierno de la Generalitat Valenciana y que con mi firma no se comprometió ni un euro público ni se pagó un euro público al Instituto Nóos', ha indicado Pons en una declaración a los medios de comunicación tras comparecer como testigo ante el juez instructor del caso, José Castro. 'Porque yo firmara, el Instituto Nóos no recibió ni un solo euro de dinero público. Porque si con mi firma hubiera habido la posibilidad de que se hubiera pagado un euro público, a lo mejor me lo habría pensado mucho más', ha añadido.

Durante su declaración, según fuentes jurídicas, González Pons señaló que siempre asoció el Instituto Nóos a Iñaki Urdangarin, y que era habitual que la Generalitar valenciana firmase acuerdos con entidades sin ánimo de lucro como era nominalmente la sociedad del duque de Palma.

Además, a preguntas de la abogada de la acusación particular, negó haber celebrado dos reuniones con Urdangarin, en la que el duque habría estado acompañado por Diego Torres y Miguel Zorío, en una de ellas, y por Antonio Ballabriga, ejecutivo de Nóos, en otra, localizadas en Madrid y Valencia, respectivamente.