Público
Público

Urdangarin vuelve a los juzgados con "ganas de explicarse"

Segunda jornada, ante el juez Castro. Ayer el duque de Palma señaló a Camps y a Berberá por las concesiones del Valencia Summit y descargó su responsabilidad en Diego Torres

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Esta mañana, el duque de Palma, Iñaki Urdangarin, ha comparecido en los juzgados de Vía Alemania de Palma de Mallorca para prestar declaración en su segunda jornada ante el juez José Castro y a estas horas el magistrado ha permitido un receso para comer. El interrogatorio se reanudará a las 15.30 horas.

Durante nueve horas, este sábado exculpó a la infanta Cristina, asegurando que el papel de su mujer era testimonial, y cargó en Diego Torres las responsabilidades económicas del Instituto Nóos, una entidad sin ánimo de lucro que en cinco años ingresó diez millones de euros (ver especial).

Más de la mitad de ese dinero, 5,8 millones de euros, provenía supuestamente de fondos públicos de los gobiernos conservadores de Jaume Matas (Baleares) y Francisco Camps (Comunidad Valenciana). A este último y a Rita Barberá, atribuyó ayer la decisión de conceder a Nóos la organización de los Juegos Europeos y la de las cumbres turístico-deportivas Valencia Summit.

Como ayer, cuando entró a pie al recinto judicial, evitando así el privilegio de acceder en coche como había sido autorizado por el juez decano por 'motivos de seguridad', Urdangarin ha entrado en torno a las nueve y media de la mañana caminando al edificio.  Su abogado, Mario Pascual, ha asegurado que ve a su defendido con 'coraje y ganas de seguir explicando las cosas' en la segunda comparecencia tras la primera y 'larga' jornada de interrogatorio, que el yerno del rey 'resistió', según Pascual.

El duque de Palma era presidente del Instituto Nóos, socio de Nóos Consultoría al 50% con Diego Torres y propietario de Aizoon junto con su mujer, la infanta Cristina. Además, en Namasté, una de las compañías del conglomerado, dos de sus hijos aparecían como accionistas, algo que justificó en que la empresa, ya extinta, era estrictamente familiar y la presencia de ambos nutría a la misma de 'más solvencia'.

Tras las declaraciones de este sábado, en las que reivindicó su 'inocencia' y la 'total transparencia' de sus actuaciones en una entidad en la que, según dijo, su papel era institucional y no intervenía directamente en la gestión y contabilidad de las sociedades investigadas en el 'caso Palma Arena' , Castro había contemplado la posibilidad de organizar un careo entre Urdangarin y su socio Torres, que finalmente ha descartado.

En su comparecencia de este domingo, tendrá que arrojar luz sobre la segunda trama opaca internacional con la que la Fiscalía Anticorrupción cree que el marido de la infanta y Torres habrían recibido importantes cantidades por medio de tres nuevas sociedades: Global Corporate, Torima Limited y Vikram. Una investigación que no preocupan al abogado Pascual, según ha dicho. 

Medio millar de personas se manifestaron sin incidentes en los alrededores de los juzgados para expresar su rechazo a la Monarquía y a la corrupción y en favor de la República. Los manifestantes portaron pancartas con variados lemas en apoyo de sus ideas, como 'Urdangarin, trabaja en Burger King', 'Que viene Urdangrin, cuidado con la cartera' y 'No hay dos sin tres, República otra vez'. Una de ellos lanzó un huevo contra el coche particular en el que llegó Urdangarin hasta la calle de entrada a los juzgados, tras lo que aseguro haberse quedado 'muy a gusto'. Hoy el ambiente ha sido mucho más relajado. Tan sólo un grupo de personas en el que predominan los curiosos aguarda a las puertas del juzgado.