Público
Público

Urgente: se buscan 28 escoltas para el rey

El Cuerpo Nacional de Policía convoca un concurso entre sus agentes para cubrir "la urgente necesidad de personal" de seguridad en la Casa del Rey

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Al rey Juan Carlos le faltan escoltas. Exactamente, 28. La División de Personal de la Dirección General de la Policía difundió el pasado 31 de mayo un escrito interno por “comisarias, puestos fronterizos, oficinas de Policía y sindicatos policiales” para solicitar candidatos para subsanar “la urgente necesidad” de personal que en la actualidad tiene la Comisaría Especial de la Casa del S.M. el Rey, de quien dependen directamente la protección de la familia real española.

En concreto, la Policía reclama en dicho escrito, al que ha tenido acceso PÚBLICO.ES, cuatro inspectores y 24 agentes de la escala básica para que de forma “voluntaria” y “sin derecho a dietas” se incorporen a la unidad durante, al menos, los próximos seis meses. Plazo que, según destaca el documento, pueden ser “prorrogables”.

Para ello, pide a los interesados hagan llegar antes del próximo 24 de junio sus instancias a la propia División de Personal, que será la encargada de hacer la selección “por concurso”.

La urgencia para cubrir dichas plazas queda de manifiesto en que aquellos policías que resulten finalmente seleccionados deberán incorporarse en el plazo máximo, desde su selección, de únicamente tres días si son de Madrid –donde se encuentra la Comisaría Especial de la Casa Real- o de ocho si para incorporarse deben cambiar de residencia porque estuvieran destinados en una unidad de fuera de la capital.

Fuentes sindicales recuerdan a este diario que a dichas plazas no puede acceder cualquier agente y se recuerda que para los aspirantes deben cumplir unos requisitos físicos y de estudios muy concretos. Como ejemplo, en una reciente orden interna de la Guardia Civil-que comparte con el Cuerpo Nacional de Policía la protección de la Casa Real- se exigía a los aspirantes a dichos puestos no haber cumplido 38 años de edad y tener conocimientos de idiomas e informáticos.

Además, se les sometía a diferentes pruebas físicas como recorrer un kilómetros de distancia en un tiempo máximo de 4 minutos y 10 segundos, o nadar  50 metros en menos de un minuto. Además, a los elegidos se les impartía un curso específico de protección de un mes de duración.