Público
Público

Urkullu denuncia que el PP y Bildu utilizan la independencia como "cortina de humo" frente a la crisis

Patxi López propone reformar la Ley de Territorios Históricos para conseguir un ahorro de 400 millones de euros

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El candidato a lehendakari del PNV, Iñigo Urkullu, ha censurado que el Partido Popular y EH Bildu quieran 'que se hable de todo menos de la crisis' y por eso utilizan 'una cortina de humo'. A su juicio, el PP 'tiene mucho que esconder porque no está sabiendo afrontar la crisis y sólo sabe afrontar la receta de los recortes y su cortina de humo es la amenaza de la independencia', mientras que la coalición también 'tiene mucho que esconder porque su modelo social no garantiza la salida de la crisis y su balance de gestión es nulo, su cortina de humo es la promesa de la independencia'.

Frente a eso, el líder nacionalista apuesta por poner en marcha una estrategia 'integral' de internacionalización económica de Euskadi. Así, se ha comprometido a 'acompañar y ayudar a las empresas vascas, en especial las pequeñas y medianas, a buscar 'oportunidades en el mundo', nuevos mercados.

En este sentido, ha abogado por poner en marcha una estrategia 'integral' de internacionalización económica de Euskadi para todas las pequeñas y medianas empresas vascas, porque se ha demostrado que industrializar e internacionalizar el País Vasco es 'una receta de éxito' y hay que exportar más y reducir las importaciones. 'Producir más en Euskadi para generar más empleo', ha subrayado.

Urkullu ha abogado por una acción 'concertada con las diputaciones forales y con las cámaras de comercio, favoreciendo también las alianzas internas, para ganar tamaño a la hora de salir al exterior'. 'Lo vamos a hacer, vamos a estar cerca del tejido productivo vasco, cerca de sus necesidades, atendiendo a sus demandas', ha aseverado.

Por su parte, el candidato a la reelección como lehendakari, Patxi López, ha señalado hoy que con la reforma de la Ley de Territorios Históricos (LTH) se obtendría un ahorro de 400 millones de euros y ha asegurado que el PNV se niega a abordar esta cuestión para 'defender su parcela de poder'.

El candidato socialista ha afirmado que ante los recortes de 1.000 millones de euros que ha adelantado Urkullu, él propone ahorrar 400 millones 'reorganizando el entramado institucional y siendo razonables con el reparto de competencias' mientras los 600 restantes se conseguirían con la puesta en marcha de un plan de lucha contra el fraude.