Publicado: 21.02.2014 11:18 |Actualizado: 21.02.2014 11:18

Urkullu espera que este viernes se pueda constatar el desarme definitivo de ETA

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El lehendakari, Iñigo Urkullu, espera que este viernes se pueda "constatar" el "desarme completo" de ETA, un paso que cree que "va a conducir a la disolución definitiva de ETA" y ha recordado que la sociedad vasca espera que esta disolución "lleve aparejado el reconocimiento del daño injusto causado".

Urkullu ha realizado estas declaraciones en el pleno de control al Gobierno vasco que se está celebrando en el Parlamento vasco en respuesta a una pregunta formulada por el parlamentario de UPyD, Gorka Maneiro, sobre las declaraciones realizadas por el portavoz del Gobierno vasco, Josu Erkoreka, asegurando que no descarta la posibilidad de que el Ejecutivo autonómico mantenga contactos con ETA para facilitar su desarme.

En rueda de prensa, Erkoreka informó de la disposición del Gobierno vasco siempre que la banda muestre antes su voluntad "inequívoca" de entregar los arsenales. Además, aseguró que el Gabinete de Iñigo Urkullu "hará lo que tenga que hacer" para consolidar la paz, y recordó que, en el pasado, tanto bajo el mandato del PSOE como del PP, hubo contactos entre emisarios del Gobierno central y la banda.

El lehendakari ha defendido que su Gobierno va a "aprovechar todas las oportunidades que se les presenten para lograr un final ordenado de ETA" pero ha rechazado participar de "conjeturas o especulaciones nos distraigan de lo importante".

Asimismo, ante la petición de Maneiro de que cuando se reúna con ETA informe a los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado del lugar y hora para que sean detenidos, Urkullu ha recordado que todos los gobiernos democráticos españoles han "entablado" diálogo con ETA de forma "directa o indirecta" y que "ninguno de ellos ha comunicado el lugar y hora y si lo hicieron, los interlocutores no fueron detenidos".

Urkullu ha destacado que los contactos mantenidos por los sucesivos gobiernos se dieron cuando ETA atentaba y tras subrayar que "ahora no lo hace" ha insistido en que "estamos ante la oportunidad de conseguir el final ordenado de ETA" porque "es constatable que se ha producido el cese definitivo de la acción armada" .

En este sentido, y sin hacer referencia a la Comisión internacional de verificadores (CIV) ha asegurado que se ha iniciado "otro momento que llevará al desarme completo de ETA" y espera que "desde hoy sea también constatable", ya que "este paso va a conducir a la disolución definitiva de ETA y la sociedad vasca espera que esta "disolución lleve aparejado el reconocimiento del daño injusto causado".

El presidente de Confebask, Miguel Ángel Lujua, ha afirmado que espera que ETA diga ya "lo que tiene que decir" para anunciar su disolución, la entrega de armas y la petición de perdón a las víctimas". En este sentido, espera que es viernes se pueda "confirmar esta tesis" con el anuncio que realizarán en Bilbao los verificadores internacionales.

En declaraciones a Radio Euskadi, el presidente de Confebask ha confirmado que la patronal vasca también tiene una cita con los verificadores y ha señalado que siempre han acudido a las reuniones a las que les han convocado.

A su juicio, los integrantes de este grupo de verificadores han "aportando cierto grado de consenso" y cree que es "muy importante" que "todo el mundo que pueda aportar algo lo aporte".

Sobre el papel de los verificadores, ha señalado que siempre han actuado con respeto y, cuando han estado con los representantes de este grupo, les han pedido información y opinión sobre si los empresarios seguían extorsionados y presionados. En este sentido, ha apuntado que les han confirmado que, desde octubre de 2011, hay "auténtica tranquilidad en este aspecto".