Público
Público

Urkullu pide a la UE que apoye un proceso de paz

El líder del PNV plantea un programa con fondos comunitarios para fomentar la reconciliación de los vascos similar al del Ulster

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El presidente del PNV pidió ayer a la Unión Europea que se prepare para un proceso de paz en el País Vasco y que lo apoye activamente con fondos comunitarios como hizo con el de Irlanda del Norte. Iñigo Urkullu aprovechó unareunión con la comisaria de Interior, la sueca Cecilia Malmström, para reclamar como una 'necesidad' que la UE dé 'cobertura a un proceso de pacificación' que podría comenzar tras un anuncio de tregua de la organización terrorista ETA que el presidente de los socialistas vascos, Jesús Eguiguren, espera para Navidad.

'Europa debe ser un escenario de paz', reclamó Urkullu tras su reunión con la comisaria. Según el máximo dirigente del PNV, la Comisión Europea deberá poner en marcha iniciativas que favorezcan la reconciliación en Euskadi siguiendo la estela del proceso de paz en el Ulster.

La Comisión Europea promete 'tomar nota' de la solicitud de Urkullu

A lo largo de más de una década, la UE contribuyó con alrededor de 1.500 millones de euros para programas educativos y cívicos dentro del conocido como Programa Peace. Según Urkullu, los fondos europeos servirán para acompañar 'a toda la sociedad vasca en general' hacia un escenario político sin ETA, pero deberán centrarse 'más específicamente' en las escuelas, la reinserción de presos y el apoyo a las víctimas del terrorismo.

La comisaria de Interior no compareció ante la prensa tras una reunión que su equipo considera 'de cortesía', ya que la eurodiputada del PNV, Izaskun Bilbao, está integrada en la misma familia política a la que pertenece Malmström. 'El señor Urkullu trasladó a la comisaria la situación política en el País Vasco, algo de lo que tomamos nota', aseguraron fuentes comunitarias que indican que la propuesta de repetir en Euskadi los programas educativos de Irlanda del Norte no fue presentada como tal. Según estas fuentes, Urkullu y Malmström hablaron del apoyo a las víctimas y 'la comisaria recordó que la legislación europea ya ofrece mecanismos de apoyo'.

Iturgaiz acusa al PNV de 'abofetear e insultar' a las víctimas de la banda

El Partido Popular en la Eurocámara reaccionó airado ante la visita de Urkullu, a quien el eurodiputado Carlos Iturgaiz acusó de 'abofetear e insultar' a las víctimas'.

A juicio del que fuera presidente de los conservadores vascos de 1996 a 2004, el líder del PNV 'ha venido a pedir dinero para una amnistía soterrada de terroristas y criminales etarras', aseguró en declaraciones a Europa Press.

Para el PP, el PNV le hace 'el caldo gordo' a la banda y comete un 'gravísimo error' al comparar a Euskadi con Irlanda del Norte. Buscó una definición de su actitud: 'Echarle un flotador a ETA y dar balones de oxígeno' a los terroristas. 'Está haciendo lo que siempre ha querido ETA, que es internacionalizar el conflicto', añadió Iturgaiz.

El PSOE reclama a los conservadores que eviten el 'ruido' sobre ETA en Europa

El PSOE en la Eurocámara eludió comentar la propuesta de Urkullu y pidieron no trasladar a Europa el clima de incertidumbre en España. Fuentes de la delegación socialista pidieron al PP que no haga 'ruido sobre ETA distinto a exigirle con voz clara y fuerte que acabe ya y del todo' con sus actividades terroristas.

La implicación de la comunidad internacional en el final del terrorismo ha tenido varias formas en los últimos años, pero fuentes de la Comisión Europea aseguraron que no mediarán ni harán ningún tipo de recomendación al Gobierno español, al que le corresponde, junto al Ejecutivo vasco, marcar la dirección política y evaluar posibles soluciones. La banda terrorista sí ha pedido en varias ocasiones la internacionalización del conflicto y ha intentado presentar Euskadi como un territorio en el que es necesaria una intervención externa.

El 29 de marzo, varios líderes internacionales con experiencia en resolución de conflictos firmaron en el Parlamento Europeo la llamada Declaración de Bruselas, en la que pedían un cese definitivo de la violencia de ETA.

Entre los 16 firmantes, se encontraban el ex presidente surafricano Frederik de Klerk, el arzobispo Desmond Tutu, la fundación Nelson Mandela, la ex presidenta irlandesa Mary Robinson o el ex primer ministro irlandés Albert Reynolds.

En su declaración, proponían una supervisión internacional del alto el fuego y reclamaban al Gobierno que, de producirse, entablase conversaciones para lograr definitivamente la paz.