Público
Público

Valcárcel propone el copago de la sanidad y la educación

El presidente de Murcia pide "medidas muy valientes" y que "el yo invito y tú pagas de Zapatero" ya no le vale para los servicios públicos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El presidente de la Región de Murcia, Ramón Luis Valcárcel, ha pedido hoy que se adopten 'medidas muy valientes' para pagar los servicios públicos y ha propuesto que los ciudadanos asuman parte del coste de la sanidad y de la educación. En un desayuno informativo organizado por Abc, Valcárcel ha reconocido que si no se hace frente a estos servicios -sanidad, educación y dependencia- muchos se quedarán fuera, y ha subrayado que 'el yo invito y tú pagas, tan característico de Zapatero', no le vale.

El copago es una fórmula para que el usuario del Sistema Nacional de Salud contribuya económicamente a una parte del coste de los servicios sanitarios que recibe, más allá de la financiación indirecta que hace con sus impuestos. Los partidarios de esta medida subrayan que ya existe el copago, porque los ciudadanos (a excepción de los jubilados) pagan parte del coste de sus medicamentos. En la mayoría de los países de la UE existen fórmulas de copago para los medicamentos.

En diciembre, la ministra de Sanidad, Política Social e Igualdad, Leire Pajín, preguntada por la posición favorable al copago expresada por el Consejo de Asuntos Económicos y Financieros de la UE (Ecofin), insistió una vez más en que antes de plantearse esa posibilidad hay que 'agotar todas las medidas de ahorro y eficiencia'. En efecto, antes de aplicar el copago sanitario, que no ha demostrado sus beneficios y se caracteriza por su inequidad y por penalizar más a las rentas más bajas, se pueden adoptar numerosas medidas que aumentarían la eficiencia del sistema sanitario, tal como ponen de relieve los propios médicos y los expertos en economía de la salud. 

Valcárcel ha hecho así hincapié, a dos meses de las elecciones, en la necesidad de que los ciudadanos asuman un porcentaje, 'el que sea', en el coste de estos servicios básicos, y ha puesto de ejemplo, como fórmula de éxito, que en la Región de Murcia se ha aplicado el 'céntimo sanitario'. El presidente murciano ha estimado que se trataría de medidas 'duras y responsables' que no tendrían que ver con un partido u otro, sino 'la reunión responsable de todos los partidos' para decidir cómo pagar lo que haya que pagar.

Sin embargo, en mayo de 2010 la entonces ministra de Sanidad y Política Social, Trinidad Jiménez, anunciaba que el Gobierno ya 'estaba estudiando' la posibilidad de implantar el copago sanitario en el Sistema Nacional de Salud. Aunque entonces ya se precisó que había 'dudas lo suficientemente amplias' sobre la conveniencia de esta fórmula.

Valcárcel también ha dicho que habría que ir 'más allá de España', por lo que la Unión Europea tendría algo que decir en este sentido. El presidente murciano ha insistido en que servicios como la educación y la sanidad no pueden ser soportados por el presupuesto de una región ni por el presupuesto de una nación, por lo que ha instado a que los ciudadanos asuman esos costes. Sin embargo, se ha mostrado contrario a revertir al Estado competencias autonómicas, tal y como ha planteado el PP en numerosas ocasiones.

Pero esta solución ya ha sido rechazada tanto por los colegios de médicos, como por los facultativos de atención primaria, quienes han rechazado frontalmente el copago sanitario, para garantizar en el futuro la sostenibilidad de la sanidad pública.  Al calor de la crisis económica arrecia el debate sobre la conveniencia de establecer un copago sanitario para garantizar la sostenibilidad del sistema público de salud, lastrado por una deuda que oscila entre los 8.000 y los 12.000 millones de euros.