Público
Público

Valcárcel quita la tarjeta sanitaria a parados y extranjeros sin recursos

El Servicio Murciano de Salud (SMS) les envía una carta en la que les comunica el "cese del derecho a la asistencia sanitaria". La Consejería dice que "no hay ni un solo murciano" sin cobert

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Hace unos días la voz de alarma saltaba en Galicia, donde se conoció que el Gobierno de Feijóo estaba desactivando la tarjeta sanitaria a parados de más de un año, sin previo aviso.  Ahora las noticias llegan desde la región murciana, gobernada por Ramón Luis Valcárcel , también del PP.

El Servicio Murciano de Salud está retirando de forma temporal la tarjeta sanitaria a inmigrantes y parados sin recursos. En el caso de los inmigrantes la anulación se lleva a cabo mediante una carta (ver el documento en PDF) bajo el epígrafe "cese del derecho a la asistencia sanitaria a cargo del SMS". En la misiva solicitan que para "resolver la incidencia se deberá solicitar en la Tesorería General de la Seguridad Social, que se le incluya como beneficiario/a de algún familiar que se encuentre en situación de alta".

En el caso de los parados, según el PSOE, ni siquiera se les envía una carta y estos se enteran en el propio centro de salud cuando acuden a solicitar asistencia médica. Desde el PSOE murciano se ha denunciado esta situación y se exige al SMS que se garantice a los parados a los que se les ha dado de baja su tarjeta sanitaria el mismo médico y centro.

Desde la Consejería murciana de Sanidad y Política Social se disculpan asegurado que "no hay ni un solo murciano sin asistencia sanitaria", y aprovechan para lanzar una crítica al presidente del Gobierno en funciones: "A esta realidad es a la que el Gobierno socialista de Rodríguez Zapatero le ha estado dando la espalda durante dos legislaturas, negándonos la financiación real que nos corresponde por población atendida en nuestro sistema regional de salud".

Martín Quiñonero, secretario general de la Consejería, ha calificado de "desfachatez" las críticas del PSRM y ha asegurado que se ha cumplido "escrupulosamente" con toda la normativa. Quiñonero aclaró que es habitual que el Servicio Murciano de Salud envíe cartas a los usuarios cuyas circunstancias laborales o sociales han cambiado para que pasen por su centro de salud o la Administración competente para actualizar su situación.

Desde la Consejería  aseguran que "no hay ni un solo murciano sin asistencia"Se trata, según el secretario general, de una actualización ordinaria de la base de datos de la tarjeta sanitaria para aquellos casos en los que el propio Servicio Murciano de Salud no puede actuar de oficio.

La responsable de Sanidad del Grupo Parlamentario Socialista en el Parlamento murciano, Teresa Rosique, ha asegurado, sin embargo, que la actuación del SMS incumple de lleno la Resolución que el propio SMS tiene en vigor desde hace más de dos años.

"El Servicio Murciano de Salud actúa con una mentalidad antigua, vinculando el derecho universal de los ciudadanos para acceder a la Sanidad con el puesto de trabajo. No es aceptable que desde el SMS se hagan distinciones entre trabajadores, parados con prestaciones por desempleo y parados sin prestaciones por desempleo, porque estas distinciones vulneran el principio de igualdad que garantizan las leyes en materia sanitaria", añadió.

Teresa Rosique recordó a la Consejería de Sanidad que quien ha comunicado por escrito a más de 400 ciudadanos, principalmente inmigrantes, el "cese del derecho a la asistencia sanitaria a cargo del SMS" y la baja de sus tarjetas sanitarias, quedando sin efecto las mismas, no ha sido el Grupo Parlamentario Socialista sino la Secretaría General Técnica del Servicio Regional de Tarjetas Sanitarias.