Público
Público

Valencia copia la misa contra el aborto

El arzobispo Osoro lo compara con campos de exterminio

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Para el arzobispo de Valencia, Carlos Osoro, el aborto es peor que los campos de concentración: 'Donde se cuestiona la vida se cuestiona la libertad y se cae en la dictadura más tremenda. Lo hemos vivido en Europa. Ahora, con disimulo más grande y sin campos de concentración, se establece una dictadura peor, porque se ejerce contra seres que no pueden defenderse'. Lo sostuvo ayer frente a los centenares de fieles que se agolpaban en la basílica de la Mare de Déu dels Desemparats, en Valencia, como colofón a su homilía, que precedió un acto organizado por Jóvenes Pro Vida.

Con estas palabras, Osoro se hizo eco de la ceremonia contra el aborto y en favor de la familia católica que presidió este domingo en Madrid el presidente de la Conferencia Episcopal Española, Antonio María Rouco Varela.

'Donde se cuestiona la vida (...) se cae en la dictadura más tremenda'

En esa misma línea, Osoro consideró el aborto como 'la injusticia más grande de la Historia, en todas las épocas y lugares', e instó a los miembros de Pro Vida 'a predicar esta idea' en contra de 'quienes se les llena la boca con los Derechos Humanos y están en contra de la cultura de la vida y en favor de la muerte'.

Tras acabar la misa, el arzobispo de Valencia continuó el sermón en la calle, donde le jalearon cerca de 500 personas con globos, pancartas con consignas antiabortistas, villancicos y canciones protesta.

Para el portavoz de Jóvenes Pro Vida fue un símil 'poco afortunado'

El gobierno valenciano estuvo representado en la homilía por su vicepresidente, Juan Cotino, mano derecha de Camps y miembro reconocido del Opus Dei, quien recibió el 'agradecimiento por su presencia' del propio Osoro desde el púlpito.

Cotino aseguró estar 'de acuerdo' con la homilía del arzobispo, pero no quiso valorar la alusión a los campos de concentración. Quien sí lo hizo fue Javier Pérez, presidente en Valencia de Jóvenes Pro Vida. Pérez declaró que las cifras del aborto 'son preocupantes, pero relacionarlas con los regímenes totalitarios y sus campos de exterminio es poco afortunado'.

Por otro lado, la Federación Estatal de Lesbianas, Gays, Transexuales y Bisexuales (FELGTB) emitió ayer un comunicado en el que calificó de 'intolerante' a la Conferencia Episcopal y abogó por 'la riqueza de la diversidad familiar y la importancia de su reconocimiento y no discriminación'.

La federación criticó que la jerarquía eclesial apueste 'por un modelo de familia excluyente y único', dejándose llevar 'por una ideología antidemocrática que dista de los valores' de la sociedad contemporánea. Por este motivo, reivindicaron la disolución de los pactos de Estado con el Vaticano.