Público
Público

El Vaticano prepara una guía contra la pederastia

El Papa la mandará a todas las conferencias episcopales

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Quizá la de ayer es la respuesta más firme que da el Vaticano contra los casos de abusos sexuales a menores por parte de sacerdotes católicos desde que hace un año comenzaran a multiplicarse las denuncias.

La Iglesia anunció la creación de un 'programa coordinado de colaboración con las autoridades religiosas y civiles de todo el mundo para la protección de los niños y jóvenes', que incluye, además, una supervisión más exhaustiva de la formación de los nuevos sacerdotes y el envío de una guía a todas las conferencias episcopales con las líneas básicas de este programa.

El compromiso lo anunció ayer en un comunicado el cardenal William Levada y es el resultado de la reunión del Papa Benedicto XVI con 150 purpurados en el Vaticano durante todo el día. Los abusos era uno de los puntos principales a tratarse en el orden del día pero el comunicado oficial de la Iglesia se hizo esperar.

Levada añadió que el Vaticano tiene también la intención de 'modificar ciertos aspectos de la legislación canónica' y se 'ampliará la responsabilidad de los obispos' sobre sus congregaciones para garantizar la protección de los menores.

Se trataba de la primera vez que el Papa se reúne con un número tan elevado de cardenales desde que se destaparan en 2009 los informes Murphy y Ryan, que denunciaban los abusos sistemáticos a niños dentro de la Iglesia católica irlandesa.

La decisión del Vaticano en cuanto a la colaboración con las instituciones civiles responde de alguna manera a las exigencias de las asociaciones de víctimas de abusos. Aunque habrá que esperar a comprobar si ese nuevo compromiso incluye el visto bueno de la Iglesia Católica a que los sacerdotes pederastas pasen por los tribunales.

Al menos, eso es lo que reclamaron ayer en Roma los representantes de la Asociación de Personas Abusadas por Sacerdotes. En una rueda de prensa, su portavoz, Lucy Duckworth, dijo que 'el único modo en que podemos asegurar que los niños que asisten a misa todos los días están seguros es si la Iglesia deja de luchar y comienza a cooperar como cualquier otra organización haría y debería.

Los 150 purpurados se encuentran en Roma con motivo del nombramiento este sábado de 24 nuevos cardenales, entre los que se encuentra el arzobispo Manuel Estepa Llaurens. A la ceremonia asistirán como representantes del Gobierno español el presidente del Congreso, José Bono, y el ministro de presidencia, Ramón Jáuregui. También participarán 10 cardenales españoles, entre los que se cuentan el cardenal Antonio Cañizares y el presidente de la Conferencia Episcopal, Antonio María Rouco Varela.

La reunión vaticana versó también sobre temas como la conversión de los obispos anglicanos tradicionalistas y la libertad religiosa. Sobre este punto el Papa, a mediodía, emitió un comunicado en el que volvió a atacar al laicismo dos semanas después de su polémico paso por España.

'La relación entre verdad y libertad es esencial, pero hoy se encuentra ante el gran desafío del relativismo, que parece completar el concepto de verdad. Pero en realidad amenaza con destruirla, proponiéndose como una verdadera dictadura', dijo Benedicto XVI.