Público
Público

Vázquez a Feijóo: "Todo el mundo sabe que los contratos con la petrolera son mentira"

El candidato socialista pasa a la ofensiva en el primer debate televisivo en 19 años y  pone en evidencia los supuestos contratos entre los astilleros gallegos y la petrolera Pemex

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

A nadie que conozca el relativo tinglado del argumentario político, sea del Gobierno o sea de la oposición, le sorprendería el debate de ayer entre el presidente de la Xunta, el conservador Alberto Núñez Feijóo, y el líder del PSdeG, Pachi Vázquez, en donde las cifras volaron de una mesa a otra sin coincidir ni en unos márgenes pudorosamente mínimos. Tampoco, como es lógico, en las conclusiones de estos números, que el del PPdeG, incluso, presentó en dos gráficos mostrados a la cámara, pero que no sirvieron para aclarar nada.

En definitiva, quien crea los números de Feijóo, pensará que Galicia es una comunidad autónoma a la que le va mejor que a buena parte de España, con menos paro, deuda pública y déficit que la media. Por su parte, quienes vean en Vázquez la autenticidad del discurso, creerán que Galicia va camino de convertirse en una Grecia o un Portugal, a punto de entrar en los anales del desastre económico y social.

El debate, que se desarrolló íntegramente en gallego y en la Televisión de Galicia (TVG), se dividió en tres bloques temáticos (Economía, Bienestar y Servicios Sociales y Autonomía), de 20 minutos de duración cada uno, aparte de la introducción y la despedida final.

El bloque primero, que inició el candidato socialista con un compromiso (crear 25.000 becas-contrato para jóvenes en los 100 primeros días de gobierno), se centró en las cifras de paro en Galicia y en el resto de España. En presente y en pasado, porque mientras Pachi Vázquez se esforzaba en presentar una comunidad esencialmente destructora de empleo, con un paro que creció el doble que en toda España, Alberto Núñez Feijóo defendía su gestión de tuerto en el país de los ciegos: las cifras de desempleo en Galicia están por debajo de la media nacional. Y aunque el del PPdeG reconoció la crisis económica y que 'el principal problema sigue en las 259.733 personas que no encuentran trabajo', echó en cara al socialista la gestión del bipartito PSdeG-BNG en la anterior legislatura como precursora de esta situación.

Feijóo aprovechó las cámaras de la TVG para mostrar una carta del consejero delegado internacional de Pemex, la petrolera mexicana, en la que éste confirma los contratos de dos floteles con los astilleros gallegos Navantia y Barreras. Vázquez insistió durante todo el debate -sin éxito- para que el jefe del Ejecutivo gallego le enseñase los contratos. 'La industria naval no hace públicos los contratos', concluyó Feijóo. 'Porque todo el mundo sabe que es mentira', remató Vázquez.

El segundo bloque del debate entre los candidatos gallegos sirvió al candidato socialista para concretar más su discurso, superado por el manejo de las cifras económicas por parte de Feijóo en la primera parte. Vázquez echó en cara al conservador todos los recortes en educación y sanidad públicas, así como en pensiones y dependencia. El del PSdeG achacó a su adversario el haber convertido a estos sectores en 'responsables' de la crisis, cuando son las 'víctimas'.

Vázquez apeló a la identificación del elector con los más débiles, mientras Feijóo se agarró a las cifras

Vázquez desplegó un discurso de imágenes (la persona mayor que teme enfermar para pagar sus médicamentos, el dependiente que no cobra, las familias que no pueden pagar los libros de texto,…), mientras el presidente gallego volvió al recurso del despliegue de cifras: tres de cada cuatro euros del presupuesto autonómico van para políticas sociales, informó. Asimismo, recordó que los únicos 'en la historia de la democracia' que congelaron las pensiones fueron los socialistas. Tuvo palabras también para Andalucía, a la que mencionó en varias ocasiones ('Es la única referencia homologable en estos momentos'), en donde los pensionistas también pagan entre ocho y 18 euros por sus medicamentos.

Vázquez exigió a Feijóo -sin éxito también- que dijese en la TVG qué iban a hacer con las pensiones, él y Mariano Rajoy, después del 21-O, cuando toque revalorizarlas en noviembre conforme a la inflación. El líder socialista gallego citó al presidente del Gobierno en varias ocasiones, como corresponsable de la gestión del presidente de la Xunta,  que no lo mencionó ninguna vez, evitando entrar en la provocación de Vázquez.

En el último bloque, fue Feijóo quien tomó la palabra en primer lugar, para elevar a Galicia a la categoría de 'soberana' por no haber solicitado el rescate al Fondo de Liquidez Autonómica (FLA), como sí hicieron -citó- Andalucía, Catalunya, Comunidad Valenciana y Castilla-La Mancha. Ni él ni el del PSdeG entraron en si la economía española terminaría recibiendo o no un rescate de Europa. El presidente de la Xunta preguntó a Vázquez -sin éxito- si 'volvería a pasar por el aro' pactando con los nacionalistas del BNG para plantear una 'reforma del Estatuto inconstitucional y rupturista'. Con los conservadores, aseguró, 'el Estatuto está blindado'.

Feijóo tildó a la comunidad gallega de 'soberana' por no haber pedido el rescate autonómico

El socialista gallego evitó responder sobre pactos postelectorales y acusó al del PPdeG de incumplir los 14 puntos de su programa electoral de 2009, y entre ellos, volvió a citar el paro, con el que Feijóo dijo que acabaría en 45 días. 'Usted -le dijo Vázquez- siempre que tiene que elegir entre Galicia y el PP, elige al PP', y la prueba, para el de la oposición, es el adelanto electoral que 'usted y Rajoy decidieron'. Feijóo le recordó que el presidente de los socialistas gallegos, el alcalde de Lugo, Xosé López Orozco, aseguraba que había que adelantar los comicios.

Vázquez recriminó a Feijóo que hubiese acabado con el sistema financiero gallego, con una fusión de cajas que derivó en una entidad intervenida por el Banco de España (Novagalicia) y que puso en riesgo los ahorros de miles de gallegos. Le reprochó, además, haberse desentendido del problema de las preferentes, asegurando incluso, en una entrevista: 'Yo lo de las preferentes lo sabía y no podía hacer nada'.

Vázquez se comprometió a derogar el decreto del gallego aprobado por la Xunta

La lengua gallega cerró el grueso del debate entre ambos candidatos y mientras Feijóo apostó por 'cuidar el castellano y el gallego' y 'aprender inglés' con una fórmula que denominó 'bilingüismo cordial', el socialista recordó incluso al difunto Manuel Fraga, con quien 'convivimos en armonía hablando gallego y castellano'. Vázquez se comprometió a derogar el decreto del gallego aprobado por la Xunta.

En sus conclusiones (en las que no podían hacer referencia al adversario), Vázquez apeló al voto de los gallegos el 21 de octubre, 'muy poderoso para cambiar el país'. Por su parte, Feijóo concluyó deseando suerte a su oponente político, citó a Adolfo Suárez y aseguró que sólo se presentaba 'contra la crisis'.