Público
Público

De la Vega destituye a Barreiro como presidenta del CIS

La decisión de la vicepresidenta provoca un amplio rechazo en Gobierno y PSOE

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El Consejo de Ministros aprobará hoy, salvo sorpresa de última hora, la destitución de Belén Barreiro como presidenta del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) a propuesta de la vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega.

La vicepresidenta, de la que depende orgánicamente el CIS como ministra de la Presidencia, decidió prescindir de Barreiro de manera fulminante, aunque desde su departamento se intentó ayer presentar el relevo como 'un cambio pactado que se produce dentro de la normalidad, como cuando ella sustituyó a Fernando Vallespín', según indicaron fuentes próximas.

Barreiro sustituyó en 2008 a Vallespín, que también chocó con De la Vega

Sin embargo, según pudo corroborar Público, la decisión de Fernández de la Vega desató una fuerte tormenta interna dada la profesionalidad acreditada por Belén Barreiro, bajo cuyo mandato el CIS se ha fortalecido como un auténtico Centro de Investigaciones Sociológicas.

Los intentos de frenar la destitución, procedentes tanto de destacados miembros del Gobierno como del PSOE, chocaron con la determinación de la vicepresidenta primera. A primera hora de la noche, se filtró la noticia para bloquear una posible marcha atrás.

El catedrático Ramón Ramos será nombrado hoy su sustituto

En el trasfondo de la decisión están las diferencias que desde hace tiempo mantenían De la Vega y Barreiro sobre la forma de dirigir el CIS y otras cuestiones más técnicas relacionadas con la elaboración de los estudios de opinión.

Uno de sus últimos desencuentros se produjo antes del verano por las presiones que ejerció la vicepresidenta para modificar las fechas previstas para realizar el trabajo de campo de una de las encuestas, según aseguran fuentes conocedoras de las divergencias que han marcado su relación.

A pesar de las acusaciones del PP, que intentó lanzar contra ella una campaña de desprestigio, Barreiro nunca se ha plegado a las exigencias de someterse al control político de la vicepresidenta y ha defendido hasta el final su autonomía, lo que finalmente le ha costado el cargo.

Lo mismo le ocurrió a su predecesor, Fernando Vallespín, que llegó al puesto después de haber colaborado con José Luis Rodríguez Zapatero en la oposición. La última etapa de Vallespín al frente del CIS estuvo marcada por divergencias con Fernández de la Vega que le llevaron a regresar a la actividad docente como catedrático de Ciencia Política y de la Administración en la Universidad Autónoma.

Barreiro asumió la dirección del CIS después de trabajar como vocal asesora en el Departamento de Análisis y Estudios del Gabinete de Presidencia del Gobierno desde mayo de 2004, tras la primera victoria electoral de Zapatero, bajo la dirección de José Enrique Serrano.

Doctora en Ciencia Política por la Universidad Autónoma de Madrid, se la considera adscrita a la Escuela de Sociología del ex ministro José María Maravall, con el que colaboró en el Centro de Estudios Avanzados en Ciencias Sociales del Instituto Juan March de Estudios e Investigaciones. También colaboró activamente con la Fundación Alternativas, cercana al PSOE.

El elegido para sustituir a Belén Barreiro es Ramón Ramos, a quien desde la vicepresidencia primera se presentó como 'un catedrático de Sociología bastante prestigiado'.

Ramos, catedrático de la Universidad Complutense de Madrid, fue jefe de Servicios del Gabinete Técnico del CIS entre 1983 y 1984. Es investigador visitante en el Departamento de Sociología de la Columbia University de Nueva York (USA) y en el Centre de Recherche en Épistémologie Appliquée (CREA) de la École Polytechnique de París (Francia).

También es miembro del consejo editorial de la Revista Española de Investigaciones Sociológicas (REIS), publicación trimestral del CIS, y responsable del área de sociología en Revista Libros.