Público
Público

De la Vega: "La estrategia del PP, ALMCS, a La Moncloa como sea"

La vicepresidenta y Soraya Sáenz de Santamaría se enzarzan en un nuevo rifirrafe dialéctico en la sesión de control al Gobierno

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Tras los abucheos al presidente del Gobierno durante el desfile militar del Día de la Hispanidad, tocaba conocer la opinión de José Luis Rodríguez Zapatero ante tal situación. El jefe del Ejecutivo considera que quienes le abuchearon 'expresan una y otra vez una posición' y 'tienen lógicamente el derecho' de hacerlo, pero que 'deberían intentar mantener el respeto' por 'un acto que es de todos, de homenaje a las Fuerzas Armadas'.

Así se ha expresado Zapatero tras asistir a la sesión de control a su Ejecutivo, marcada sobre todo por un nuevo cruce de acusaciones entre la vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega y la portavoz del PP en el Congreso, Soraya Sáenz de Santamaría.

La conservadora comenzó acusando al Ejecutivo de no estar coordinado y de rectificar con desmentidos. 'He perdido ya la cuenta de las veces que me han formulado la pregunta', comenzó su respuesta De la Vega para añadir que el PP 'solamente tiene una idea, ALMCS, a La Moncloa como sea'. 

'Den paso a un nuevo Gobierno', pide Montoro

El sarcasmo de la vicepresidenta fue respondido por Sáenz de Santamaría con más reproches al afirmar que el Gobierno es 'incapaz' de sacar adelante un 'plan serio y coherente para terminar con la crisis porque está 'en otra cosa', en un plan de salvamento que consiste en 'salvar los muebles, empezando por los únicos que les gustan, los sillones'.

Otro momento de tensión entre Gobierno y oposición ha sido el que han protagonizado Cristóbal Montoro, coordinador económico del PP, y la ministra de Economía y Hacienda, Elena Salgado. Montoro ha afirmado que el Ejecutivo 'ha llevado a los españoles a una situación humillante', al tiempo que ha asegurado que España necesita un nuevo Gobierno 'para recuperar la confianza internacional'. 'Den paso a un nuevo Gobierno', ha rematado su intervención.

A esto, Salgado ha recordado a Montoro que en su programa electoral del año 2008, el PP previó un crecimiento del 3% para 2009 cuando se produjo un descenso del 3,6%. 'Eso sí que es acertar con las previsiones. Deberían contratarles a ustedes en el Fondo Monetario Internacional', ha ironizado.

Zapatero, por su parte, ha defendido el 'gran esfuerzo' de su Ejecutivo en materia social en los Presupuestos Generales del Estado para 2011 'en un contexto de crisis' y de 'obligada reducción del déficit'. 

El presidente del Gobierno ha tenido que escuchar de boca del diputado de ERC, Joan Ridao, reproches por los recortes. 'Por qué no nos hace un favor a todos y rectifica su política económica, empezando por la congelación de las pensiones', le ha espetado. 

Zapatero dice que las pensiones subirán 'cuando la economía lo permita'

'Todos nos podemos equivocar, todos podemos rectificar', ha respondido Zapatero, que le ha pedido a Ridao que reconozca 'el avance de la política social' con su Gobierno.

Después fue el turno de Mariano Rajoy, a quien Zapatero pidió su colaboración para aprobar la reforma del sistema de pensiones 'más allá de la circunstancia excepcional' de la congelación de éstas en 2011. 

Sin embargo, Rajoy se ha limitado a reprocharle al presiente del Gobierno la ruptura del Pacto de Toledo. Según Rajoy, es difícil fiarse de Zapatero después de haber 'incumplido de forma tan nítida' dicho pacto. 

El jefe del Ejecutivo le ha echado en cara que no tome 'decisiones difíciles' ni acompañe dichas decisiones 'necesarias para el país'. Zapatero ha culminado el debate asegurando que los pensionistas 'merecen y merecerán nuevas subidas cuando la economía lo permita'. 

La sesión de control también ha tenido como protagonista al aún ministro de Trabajo, Celestino Corbacho, que ha aprovechado su última respuesta parlamentaria como titular encargado de la cartera de empleo para asegurar que 'los puestos de trabajo no los crea ni los destruye' su Ministerio y que la alta tasa de desempleo es consecuencia de la coyuntura económica. 

Corbacho se va 'satisfecho' por doblar la atención a los parados

Sin embargo, ha reconocido que sí es responsabilidad de Trabajo que 'cuando haya una crisis tan profunda, la red de protección social no se vea deteriorada'. En ese sentido, Corbacho ha asegurado marcharse con 'satisfacción' por haber conseguido doblar la atención a los parados, extendiendo la cobertura por desempleo a más de tres millones de personas.

'La crisis la vamos dejando atrás. Deseo que el futuro inmediato sea favorable para todos', añadió como despedida.