Público
Público

Veinte detenidos en Madrid por fraude a la Seguridad Social

Habían creado dos sociedades que se habían embolsado 1,4 millones de euros por impagos de las cuotas a la Seguridad Social y por el cobro fraudulento del subsidio de paro

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La Policía Nacional ha detenido a una veintena de personas en varias localidades de la Comunidad de Madrid en una operación que ha puesto al descubierto fraudes por impagos a la Seguridad Social y el cobro irregular del subsidio de desempleo.

En un dispositivo llevado a cabo en las localidades madrileñas de Pozuelo de Alarcón, Parla y en la capital, han sido arrestadas 21 personas e imputadas otras 23, tras detectarse continuos movimientos de altas y bajas de trabajadores en dos empresas que aparentemente carecían de actividad laboral real.

Según ha informado la Policía, las dos sociedades habían ocasionado un fraude superior a los 1,4 millones de euros por impagos de las cuotas correspondientes de la Seguridad Social y por el cobro fraudulento del subsidio de paro por parte de los supuestos trabajadores.

Al menos 42 trabajadores cobraron el subsidio de paro de forma irregular

Según las investigaciones de la Sección de Investigación de la Seguridad Social de la Policía Nacional, al menos 42 supuestos trabajadores cobraron el subsidio de paro de forma irregular, tras acumular los periodos de trabajo legalmente establecidos para acceder a la prestación por desempleo.

En total, recibieron un importe cercano a los 139.000 euros, una vez dados de baja en las empresas y gracias a los certificados facilitados por el administrador único de las dos empresas investigadas.

Además, desde el inicio de la actividad ambas sociedades incumplieron la obligación de ingresar a la Tesorería General de la Seguridad Social las cuotas de sus trabajadores, lo que supuso un impago de más de 1.265.000 euros.

A estas deudas habría que sumar también las contraídas por el administrador de las sociedades por su alta en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA), que ascendían a cerca de 17.700 euros.

Del estudio de toda la documentación se desprende que en ambas empresas habían figurado de alta 281 trabajadores, de los que 59 continuaban actualmente en la misma situación, por lo que la deuda contraída continuaba incrementándose mes a mes.