Publicado: 28.02.2011 08:00 |Actualizado: 28.02.2011 08:00

La ventaja del PP sigue por encima de los 13 puntos

Los conservadores lograrían el 44,4% de los votos en unas generales y el PSOE se quedaría en el 30,7%

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La barrera de los 13 puntos de diferencia entre el PSOE y el PP se afianza como una frontera insalvable para el Partido Socialista y un holgado colchón para la formación conservadora.

Una distancia de 13,7 puntos porcentuales respecto al PSOEseis décimas más que en enero sitúa al primer partido de la oposición ante una clara expectativa de victoria si hoy se celebrasen elecciones generales.

Esta diferencia entre los dos partidos mayoritarios es la más abultada que registra la seria histórica del Publiscopio. El precedente más parejo se remonta a octubre de 2010, justo después de la huelga general, cuando los conservadores lograron una ventaja de 13,4 puntos sobre los socialistas. La brecha es ahora mayor. Así, el PP conseguiría el 44,4% de los votos en unas legislativas y el PSOE, el 30,7%.

El tablero electoral no registra movimientos bruscos en un escenario que consolida la brecha abierta entre los dos principales partidos.

El PSOE ha perdido 12,9 puntos desde marzo de 2008 y el PP ha ganado 4,3

El Publiscopio de febrero refleja, de hecho, un ligero aumento de la tendencia a la baja que acompaña al Partido Socialista desde hace más de un año y registra un aumento tímido también en las expectativas de un PP que sigue en alza. De esta forma, la formación que lidera José Luis Rodríguez Zapatero pierde dos décimas respecto al pasado enero, mientras que el partido que encabeza Mariano Rajoy gana cuatro en el mismo periodo de tiempo.

Esta leve oscilación acentúa la tendencia que ha hecho perder al PSOE 12,9 puntos sobre el resultado que logró en las últimas elecciones generales 43,6% de los votos en marzo de 2008 y que ha permitido al PP crecer 4,3 puntos.

El elevado porcentaje de abstencionistas, que ha ido aumentando progresivamente desde enero de 2009, aumenta en febrero significativamente después de que se mantuviera casi en los mismos valores en los últimos tres meses. La abstención crece ocho décimas y se sitúa en el 18,9%, quedando el alto porcentaje de indecisos en términos similares a los de enero.

Anclado en su precaria posición, el PSOE no capitaliza rédito alguno de la firma del Acuerdo Social y Económico rubricado en el palacio de la Moncloa, el pasado 2 de febrero, entre el Gobierno, los sindicatos y los empresarios.

IU retrocede levemente y UPyD experimenta una fuerte subida

El Publiscopio sobre el pacto social publicado hace dos semanas ya adelantó que los españoles se muestran críticos con este acuerdo, que constituye el hecho más relevante en la actualidad nacional de las últimas semanas. Su estela no se siente en las expectativas de su principal forjador político, el PSOE, en el Publiscopio de febrero, elaborado a partir de 1.982 entrevistas realizadas tras la firma del pacto social, entre los días 21 y 25 de este mes.

En cuanto al resto de formaciones analizadas, Izquierda Unida se mantiene consolidada como tercera fuerza política nacional, aunque experimenta un retroceso de cuatro décimas.

IU lograría el 7,1% de los votos en unas generales, porcentaje que duplica prácticamente el apoyo que logró en los comicios de marzo de 2008. La federación que encabeza Cayo Lara se mantiene por encima de la frontera de los siete puntos porcentuales que rebasó en diciembre, cuando logró su mejor expectativa (7,5%).

El movimiento más acentuado tiene como protagonista a Unión, Progreso y Democracia (UPyD), que regresa a las cotas de intención de voto que registró en 2010 y que tuvieron un brusco bajón en enero. El partido de Rosa Díez sube 1,4 puntos y lograría en las urnas el 4,3% de los votos.

En la tendencia contraria, CiU, que había experimentado un paulatino aumento en los últimos meses, retrocede un punto en febrero, se reubica en valores más próximos a los que logró en marzo de 2008 y desinfla el notable crecimiento paralelo a su victoria en las elecciones catalanas del pasado 28 de noviembre.

Igual que CiU, el PNV también se aproxima a sus resultados de las últimas generales y pierde dos décimas respecto a enero. La formación nacionalista vasca lograría el 1,3% de los sufragios.

Los conservadores alcanzan su mayor ventaja sobre los socialistas 

Crecen, sin embargo, las expectativas electorales de otras dos formaciones nacionalistas desmarcadas de los postulados de centro derecha que representan CiU y PNV.

Así, Esquerra Republicana de Catalunya logra un aumento de cuatro décimas que devuelve a esta formación a los parámetros por los que transitó el pasado año, después de sufrir una merma significativa en enero. ERC lograría el 0,9% de los votos, recuperando fuerza, igual que el Bloque Nacionalista Galego, que crece medio punto y conquista el 1,3% de los sufragios en unas elecciones generales.