Público
Público

Las víctimas no harán política pero exigen que ETA no quede impune

Un decálogo pide que Batasuna y los presos condenen "la historia de terror" de la banda

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Las víctimas de ETA temen convertirse en 'doblemente perdedores': por lo que la banda les hizo una vez y por el proceso de fin de la violencia. En esa preocupación está el origen del decálogo que presentaron ayer para que la 'impunidad' no invada el escenario de desaparición de ETA. Según explicó la presidenta de la Fundación de Víctimas del Terrorismo, Maite Pagazaurtundua, se trata de 'una aportación respetuosa' que reconoce al Gobierno la potestad de diseñar la política antiterrorista, pero exigiendo 'reglas de juego claras' y que no se caiga en el 'juego semántico' de la izquierda abertzale.

Para que esa impunidad no se instale en el País Vasco y Navarra, las asociaciones de víctimas piden que Batasuna condene 'toda la historia de terror' de ETA antes de regresar a la legalidad. Esa misma condena debe ser el punto de arranque del proceso de reinserción de un preso de la banda. 'Y debe ser pública, como pública es la estrategia terrorista', añade el documento, que las asociaciones han titulado Principios rectores para un modelo de fin de ETA sin impunidad.

Otra forma de impunidad, denuncian, consiste en utilizar criterios 'laxos' para conceder el tercer grado a los presos y excarcelarlos. En este mismo ámbito, reniega el decálogo de las 'soluciones colectivas' por considerar que la asunción del daño causado es una cuestión que el preso por terrorismo debe abordar personalmente.

El texto ha sido consensuado por todas las asociaciones de víctimas, incluida la Fundación Fernando Buesa, de inspiración progresista y primera en abordar las posibilidades de la reinserción. Sólo Voces contra el Terrorismo, de Francisco José Alcaraz, se plantea aún apoyar el decálogo.

Las víctimas se anticipan también a una posible petición de 'generosidad' por parte de la sociedad. 'Esta petición es una forma de chantaje moral', denuncian, por la gravedad de los delitos cometidos y porque si hay impunidad, jamás se cerrará el duelo de las víctimas. Además, las asociaciones piden que el fin de la organización terrorista no suponga el cierre de los cientos de atentados aún sin resolver, muchos de ellos mortales.

El decálogo de las víctimas será editado y enviado a todos los parlamentarios. Ayer, ya estaba en poder de responsables del Ministerio del Interior.