Publicado:  25.07.2009 08:00 | Actualizado:  25.07.2009 08:00

La vida regalada de Juan Carlos I

La Red de Municipios por la III República denuncia que el rey "no resistiría una auditoría sobre sus regalos"

Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

"Que las cuentas de la monarquía dejen de ser opacas". Esta es la petición que lanzó este viernes Antonio Romero, coordinador de la Red de Municipios por la III República, al rey Juan Carlos I. Romero denunció que el monarca "no resistiría una auditoría sobre los regalos que ha recibido desde que ostenta la Jefatura del Estado". "Juan Carlos vino con una mano delante y otra detrás. Es una familia que no tenía riqueza, venía del exilio", declaró el también consejero federal de IU en declaraciones a este diario.

La Red de Municipios por la III República difundió un comunicado en el que critica la actuación "opaca" de la monarquía en temas financieros. Su coordinador la calificó de "verdadero paraíso fiscal".

El propio Romero afirmó que "una simple relación de los regalos recibidos por el rey y su familia constituirían un escándalo ética y políticamente inaceptable".

"Tendría que haber un límite. O que directamente no aceptase los regalos. Que le regalen un Porsche último modelo no está bien", razonó Romero, en alusión al coche de esta marca que recibió en su día el rey como obsequio del financiero Javier de la Rosa luego encarcelado por diversos escándalos financieros y otros diez empresarios catalanes.

Tampoco considera correcta la lucha que hay entre las marcas automovilísticas para que el monarca y toda su familia disfruten de los últimos modelos. De hecho, Romero acusó a la Casa Real de tener un parque móvil "de 60 vehículos de alta gama, no todos adscritos a Patrimonio, pero mantenidos igualmente por los españoles".

Uno de los regalos que más ha apreciado el monarca han sido los yates. El primero de todos se lo regaló el rey Fadh de Arabia Saudí en 1976. Era el Fortuna. La siguiente embarcación de la que disfrutó Juan Carlos I llevaba el mismo nombre y superaba en tamaño a la anterior.

Pero sin duda el regalo marítimo más caro que ha percibido el rey ha sido el Bribón. Una nave de más de 18 millones de euros, cuyo elevado coste lo sufragaron una veintena de empresarios ligados al turismo balear.

La Red de Municipios por la III República quiso dejar claro, en su comunicado, cuál es la diferencia entre los regalos hechos "por cortesía" y "los que vemos" que no lo son. Ponen como uno de los ejemplos al jeque árabe que mandó a la Zarzuela una gran cantidad de valiosas joyas. Entre las alhajas que se entregaron a la Casa Real, destacaba una daga cuya empuñadura tenía incrustadas piedras preciosas. Estas fueron utilizadas posteriormente por el príncipe Felipe para hacer un regalo.

En el texto difundido por la Red de Municipios republicanos se señala a EEUU. como el modelo a seguir: "No se pueden aceptar regalos personales que estén valorados en más de 150 dólares. Además, tienen que ser declarados a Patrimonio". En este sentido, Romero lamentó que en un "Estado democrático no haya un listado de los regalos ni que se adscriban a Patrimonio".

Romero explicó que la Red de Municipios que coordina está formada por "19 ayuntamientos y numerosos cargos públicos que quieren poner en marcha un referéndum para saber qué quieren los españoles: República o dedazo".

PUBLICIDAD

Comentarios