Público
Público

"Vimos la alarma: seguir con la división nos sacaba de la política"

El nuevo coordinador de IU en Madrid sostiene que Aguirre está "agotada" a pesar de que siga demostrando "chulería"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Un año, 2007, se tatuó en la vida política de Gregorio Gordo Pradel (Madrid, 1958) como punto de inflexión. Entonces, el hombre que mueve todos los resortes de IU en Madrid, Ángel Pérez, le situó de cabeza de lista para las elecciones autonómicas de mayo. A la lucha fratricida con el sector posibilista de Inés Sabanés y la mediación de la cúpula federal, sucedió la distensión. Gordo concurrió como número dos. Quedó en la recámara, ya en primera división. Así, este orfebre de profesión, con estudios inconclusos de Derecho, saltó de la política local –fue líder de IU en Getafe de 1996 a 2005 y portavoz municipal ocho años, de 1996 a 2003– al campo de juego regional y nacional.

¿Momento histórico en IU-CM?

Desde luego, por la voluntad de aparcar las diferencias y por situar IU con los ciudadanos.

¿Costó mucho limar asperezas? La guerra había sido dura. El aparato del Partido Comunista de Madrid, liderado por Juan Ramón Sanz, estudió presentar lista.

No hemos andado en el vacío. Veníamos trabajando tiempo atrás en anteponer la política a las discrepancias internas.

¿Se han visto al borde del precipicio, de la extinción?

Eso ha pesado. Seguir con la división no nos conducía a ningún lado, nos sacaba de la política. Vimos la señal de alarma.

¿La asamblea evita la lucha para las autonómicas?

Ponemos las bases, sin duda.

¿Será el candidato a la Presidencia de la Comunidad de Madrid en mayo de 2011? ¿Le gustaría serlo?

Nunca me he presentado a nada por voluntad propia. Creo en las propuestas colectivas.

¿Pero no es un trampolín convertirse en coordinador?

Es una responsabilidad más para hacer una IU fuerte. Que especule quien quiera, pero mi candidatura no está en ningún paquete. No es el tiempo. Hay que reforzar la dirección, que hemos renovado mucho, y trabajar en las asambleas, los grupos, la calle. Lo demás sobra.

¿No pedirá más peso en el grupo de la Asamblea de Madrid?

No quiero tener más peso. Es IU quien debe hacerse una referencia en la Comunidad.

¿La unidad basta para ganar?

Ayudará a una mayor presencia y sensación de utilidad de IU entre los madrileños.

¿Pero cómo combatir a Aguirre? ¿Y a Gallardón, al que apenas citan?

El peso y el despotismo de la presidenta es tan fuerte que oscurece una gestión nada social como la del alcalde, cierto. Pero trabajaremos para que Esperanza se vaya, con ayuda de ONG, sindicatos...

¿Aguirre está liquidada, agotada?

Sí. Una cosa es su chulería sobrada, pero sabe de su deterioro y del de su Gobierno.

¿Cómo trabajarán con el PSOE? ¿Le creen liberal? ¿No se necesitan ambos?

No conocemos qué opinan. IU siempre ha tenido y tiene voluntad de acuerdo con toda la izquierda política y social, y eso no excluye al PSM. Pero parece que su líder [Tomás Gómez] prefiere reunirse con Aguirre. Allá él.