Público
Público

La viñeta del oso y el rey no es delito

Marlaska dice que la crítica y la autocrítica "favorece el crecimiento democrático de la sociedad"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El juez de la Audiencia Nacional Fernando Grande-Marlaska archivó ayer la querella presentada por la Fiscalía contra los humoristas del diario Deia Antonio Rodríguez y Javier Luis Ripa por injurias y calumnias contra el rey, al entender que la fotocomposición que publicaron sobre el monarca y el oso Mitrofan no es constitutiva de delito alguno.

La imagen está compuesta por una de don Juan Carlos junto a un oso muerto apoyado en un barril con la leyenda 'Bodegas Caza-Illa, para sentirse como un rey'.

A la querella fiscal se incorporó el artículo de Nicolás Juan Lococo Las tribulaciones del oso Yogi, en la que afirma que 'por esta vez el rey de copas no es quien nosotros pensamos, sino nuestro congénere, el bueno de Mitrofan'.

Caza y libertad de expresión

El juez considera que estas manifestaciones se encuentran amparadas, 'aún cuando afecten a la más alta institución , en el ejercicio legítimo del derecho a la libertad de expresión', porque tanto la viñeta como el artículo eran de naturaleza humorística y se hacían eco de una noticia procedente de Rusia relativa a que el rey había matado a un oso.

'No es baladí -afirma el auto- que hagan referencia a un tema sobre el que existe, desde tiempo inmemorial, un debate social: el derecho de los animales y su confrontación con el ejercicio de la caza'.

Según el juez, valorando en su integridad ambos trabajos 'no pueden ser objeto de una calificación ajena al espíritu y finalidad definitiva que los guiaba': poner en tela de juicio con humor la 'práctica cinegética y las condiciones en que pueda materializarse'.

Crítica que acerca al rey

Grande-Marlaska considera que la crítica y la autocrítica favorecen el crecimiento democrático de la sociedad, por lo que ésta debe permanecer abierta y receptiva hacia ellas.

Además, en su opinión, las críticas dirigidas contra la familia real, 'siempre que no tengan una voluntad exclusiva de menosprecio, la engrandecen, haciéndola más cercana a la sociedad'.

El juez concluye su auto de archivo destacando las diferencias existentes entre esta causa y las seguidas contra los jóvenes que quemaron fotos del rey durante la visita que realizó a Girona.

'A diferencia de lo que ocurre en esta causa, se trata de legitimar la crítica política a una institución, mediante una conducta violenta y ajena al debate democrático', señala.