Público
Público

La violencia de género justifica la concesión del asilo en España

El Supremo respalda a una maltratada que huyó de Argelia

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Una mujer argelina a la que su marido maltrataba física y psíquicamente ha logrado que el Tribunal Supremo le reconozca que, por ser víctima de violencia machista, también lo es de persecución y, por tanto, merece el derecho de asilo en España. El fallo justifica el reconocimiento de este derecho cuando se evidencie que 'la tutela dispensada por las autoridades nacionales del país de origen se revela inútil o ilusoria' ante los malos tratos que padecen, informa Europa Press.

El periplo de esta inmigrante, que fue obligada a casarse por un acuerdo familiar, por las administraciones españoles empezó en 2007, cuando pidió asilo en España. Los jueces señalan que sufrió 'continuas agresiones y vejaciones caracterizables como continuos malos tratos físicos y psíquicos'. 'Un trato inhumano o degradante', señala el fallo. El maltrato también lo padecieron los hijos de la pareja, menores de edad.

A pesar de sufrir violencia de género y de haber huido de Argelia por este motivo, el Ministerio del Interior se lo denegó y le ofreció un permiso de residencia por razones humanitarias. La mujer recurrió entonces a la Audiencia Nacional, que le dio la razón al constatar que la familia había sufrido 'un trato inhumano o degradante'. La sentencia concluyó que si la madre y los niños regresaban a Argelia, su integridad podría verse 'nuevamente afectada', por lo que reconoció su derecho al asilo en España.

Pero el periplo judicial no termina aquí. La Abogacía del Estado llevó el caso hasta el Supremo con un recurso de casación porque consideraba que en la Audiencia Nacional se había hecho una 'interpretación indebida' de la Ley de Asilo. Para el abogado del Estado, el juez había interpretado que 'todas las mujeres maltratadas tienen derecho de asilo en España' cuando, en su opinión, no son un 'grupo social' sujeto como tal a la aplicación de las leyes internacionales en la materia. Por último, el Supremo rechaza ahora la posición de la Abogacía porque considera que la violencia machista es igual a una persecución por motivos de género (como en el caso de los homosexuales).

Las ONG de ayuda al inmigrante siempre se han quejado de la escasa flexibilidad que tiene el Gobierno español a la hora de conceder asilos. En total, 2.378 extranjeros accedieron al procedimiento de petición de asilo en el año 2010, un 9% menos que en 2009, según el informe de CEAR La situación de las personas refugiadas en España, presentado recientemente en Madrid.

El descenso, año tras año, es constante. De hecho, la cifra de 2010 fue la más baja de los últimos 21 años. Después de Cuba, los países de origen de la mayoría de los solicitantes de asilo fueron Nigeria (237), Argelia (175), Guinea Conakry (166), Camerún (155), Colombia (123) y Costa de Marfil (119).