Público
Público

Vocación pública y actividades privadas

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Doble dedicación.Medio centenar con escaño y despacho

Según los datos ofrecidos por José Bono en 2010, 47 diputados compatibilizan su labor parlamentaria con una tarea privada igualmente retribuida. Los dos grupos mayoritarios, PSOE y PP, acogen a la mayoría de los que hacen doblete, aunque datos publicados por ‘Público' en 2009, vigentes de manera sustancial y obtenidos cuando la declaración de actividades no era accesible, reflejan que más de 250 diputados admiten segundas actividades -en su inmensa mayoría son colaboraciones con medios de comunicación, muchas veces sin retribución- y 85 no reconocían ninguna actividad privada. Los conservadores Ángel Acebes, en la imagen, y Arias Cañete se cuentan entre los más prolíficos en su labor al margen del escaño.  

Patrimonio y renta. El modelo de Castilla-La Mancha 

Cuando Bono lanzó en enero su propuesta para eliminar 'zonas de sombra' en las rentas y el patrimonio de los parlamentarios, tomaba como referencia la legislación aplicada por Castilla-La Mancha desde 1995. Desde entonces, todos los altos cargos y diputados autonómicos están obligados a formular una declaración de ingresos, actividades, bienes e intereses que publica anualmente el Boletín Oficial de la región. Hay otras tres comunidades que han avanzado en los últimos años en la misma dirección. Son Andalucía, Extremadura y País Valencià, aunque en ninguna de ellas poseen carácter público los ingresos de parlamentarios y altos cargos de sus respectivos gobiernos autonómicos.  

Privilegios. El sueldo de los expresidentes 

El PP lanzó su propuesta de eliminar lo que denominó 'privilegios' en favor de los parlamentarios tras pronunciarse en contra -igual que hizo el PSOE- de recortar las prerrogativas que benefician a los expresidentes del Gobierno, que pueden compatibilizar sus ingresos públicos, más de 80.000 euros al año, y otras prebendas con los ingresos privados. PSOE y PP blindaron en el Congreso este derecho adquirido después de que se hiciera público el fichaje de Felipe González por Gas Natural -con un sueldo mínimo de 126.000 euros anuales- y de José María Aznar en Endesa -200.000 euros, que se suman a otros ingresos que superan el millón de euros al año en varias firmas privadas-.